Lucía Pecorone y Nicolás Gastón son dos amigos que decidieron embarcarse en la aventura del negocio propio, comenzando a comercializar un novedoso producto para combatir la celulitis que funciona exitosamente en otros países. Ambos decidieron asociarse y así realizaron su primera importación, hace poco más de un año. Una vez recibido el pedido se abocaron a la estrategia de marketing y así nació Cellufree, la única marca del país que distribuye este producto, con el novedad de que ahora se lanzaron a producirlo dentro de las fronteras nacionales.

Cellufree es una ventosa de silicona hipoalergenica que replica la famosa técnica del masaje palpado rodado, para eliminar hasta la celulitis mas profunda. Este masaje aspira la piel activando la lipólisis para desalojar la grasa de la células, eliminando de esta manera el aspecto de piel de naranja. Lo más interesante y atractivo es la posibilidad de hacerlo una misma en su casa y su durabilidad, ya que una vez comprado se puede utilizar de por vida.

Fue Lucia quien navegando por la web encontró esta ventosa y al ver las excelentes recomendaciones e investigando sobre los resultados que tenía puso manos a la obra junto a su socio para empezar a comercializarlo en el país. “Vi que se vendía en Francia entonces mandé a pedir uno a un conocido que justo viajaba. Cuando lo probé y comprobé que funcionaba decidimos traerlo para acá. Buscamos un par de contactos y registramos nuestra marca con el nombre Cellufree”, precisó Lucía La emprendedora indicó que si bien fueron surgiendo imitaciones es importante tener cuidado ya que que no están hechas de silicona 100% hipoalergenica. “Nosotros somos la única marca original en comercializarlo y distribuirlo a todo el país”, destacó.

Lucía y Gastón decidieron aprovechar su crecimiento para sumar un envión a su modelo de negocios y decidieron comenzar a fabricarlo en Rosario a traves de una empresa que se dedica a trabajar la silicona hipoalergénica. Consigueindo de esta manera, el mismo producto, con una excelente calidad y pudiendo mantener el mismo precio de venta a pesar de acá los costos son otros, remarcó Lucía. La ventosa cuesta $800, un valor muy económico si se lo compara con el precio que tienen los tratamientos en clínicas privadas y Lucía destacó que luego de tres semanas de usarse las mejorías son muy notorias. Además, agregó que el contexto de crisis favoreció la venta ya que cada vez son más las mujeres que buscan opciones alternativas y más económicas para cuidarse. Los emprendedores lo comercializan tanto en su sitio web como a través de Mercado Libre y hacen envíos gratuitos a todo el país. Además, Pecorone destacó que si la compra se hace a través de su página https://cellufree.com.ar/ ofrecen hasta seis cuotas sin interés. Además, cuentan con Instagram https://www.instagram.com/cellufreeventosa/ y un canal de Youtube https://www.youtube.com/channel/UCkuyYHE4zDcvExixB427Trg?view_as=subscriber para responder consultas y que la gente pueda ver comentarios de otras personas que ya lo probaron para chequear su efectividad.