A medida que pasa el tiempo y avanza la ciencia se van descubriendo con exactitud el contenido de los alimentos que consumimos. Esos descubrimientos nos ayudan a tener dietas más inteligentes, bien pensadas de acuerdo a los nutrientes que de verdad necesitamos.

Uno de esos alimentos es el vinagre de manzanas y justamente por los beneficios que posee, es que cada vez tiene más presencia dentro de supermercados y en los hogares de personas que quieren llevar una alimentación sana.
Propiedades del vinagre de manzana.

El vinagre de manzanas es una gran fuente de vitaminas A y B. Además contiene los ácidos grasos más importantes.
Es muy rico en muchos minerales, tales como fósforo, taninos, calcio, potasio, magnesio, azufre, sodio, cinc, hierro, flúor, silicio, boro, entre otros.

¿Cuáles son los beneficios del vinagre de manzana?

El vinagre de manzanas ayuda a tener un mejor proceso digestivo, pues además de acelerar la digestión, es bueno para disminuir los gases y espasmos estomacales. Funciona también como antiácido.
Es un buen desintoxicante del hígado y limpia el tracto urinario, evitando de esta manera infecciones tanto urinarias como de riñones

Regula el pH de la sangre y la limpia por completo, pues elimina toxinas y controla el colesterol. También mejora significativamente la circulación.

Ayuda a combatir padecimientos como artritis, piedras en los riñones y en el hígado, bursitis y tendinitis.
Sirve para combatir las dolencias musculares, inflamaciones, esguinces y el dolor causado por la artritis.
Entre los usos más populares que se le da al vinagre de manzanas está el tratamiento de la obesidad. Es muy incluido en la dieta de personas que quieren bajar de peso porque es excelente para la eliminación de la grasa en el cuerpo. Además actúa con éxito en la eliminación de la celulitis.

Para lograr estos beneficios dietéticos es recomendable consumir el vinagre diariamente, al menos tres veces al día, unas dos cucharadas en cada ocasión.

A modo de resumen, podemos listar los beneficios de vinagre de manzana en:

Desintoxica el cuerpo.
Blanquea los dientes.
Regula el PH del cuerpo.
Es un desodorante natural.
Ayuda a eliminar las varices.
Calma las quemaduras del sol.
Ayuda a eliminar las verrugas.
Ayuda a bajar la presión arterial.
Combate las alergias estacionales.
Repele las pulgas de las mascotas.
Limpiador natural para la casa.
Puede matar los hongos en los pies y la piel.
Alivia el reflujo ácido y el ardor del estomago.
Puede acelerar el metabolismo y ayudar a bajar peso.
Puede aliviar la irritación causada por la hidra venenosa.
Acondicionador natural que aporta brillo al pelo.
Puede ayudar a combatir los resfriados y el dolor de garganta.
Puede ayudar a reducir el nivel de azúcar en sangre.

¿Qué se puede hacer con el vinagre de manzana?

Este vinagre es polifacético, sus usos trascienden el aspecto alimenticio. Es también usado para la limpieza y conservación de comidas. Es empleado incluso para la desinfección de la piel.
Antiguamente era recomendado su consumo en pequeñas dosis diarias para alejar enfermedades. Igualmente sirve como un energizante natural.

Una de las formas más sencillas y comunes de ingerir el vinagre de manzanas es incluyéndolo en el aderezo de ensaladas. Queda muy bien en la gran mayoría de estas preparaciones por su peculiar sabor.
La mejor forma de obtener los beneficios que aporta este vinagre es consumiéndolo en su estado puro, preferiblemente natural, sin pasteurizar, es por eso que lo más recomendable es producirlo en casa y aunque no lo parezca, su preparación es muy sencilla.

Tan solo debe extraerse el jugo de tantas manzanas como se quiera y conservarlo en algún envase de vidrio por algunos días para que se dé el proceso de fermentación. De esta forma se obtendrá un líquido oscuro que está listo para ser usado.