Como nunca antes, este es el tiempo de las mujeres. Empoderadas, reclaman su lugar en todas las áreas. Y, desde luego, esto incluye a la actividad física. Sí, cada día se las ve más animándose a apasionarse por los deportes, los ejercicios o la gimnasia. No solo en el gimnasio o en el campo de juego corriendo o atrás de un balón. También como espectadoras, periodistas o interviniendo como árbitros o jueces.

La actividad física es un aliado irremplazable para sentirnos bien. Es una recarga de batería para nuestro cuerpo y proporciona un refuerzo a nuestras capacidades. Está demostrado que realizar ejercicio nos ayuda a mantener una buena salud. Se sabe que practicar alguna actividad física en forma regular libera tensiones, ayuda a disminuir el estrés y aumenta la productividad laboral. Nos conduce a estar más activos, nos aleja del sedentarismo y nos permite vernos bien y en forma. Y algo no menor: gracias a la actividad física podemos llevar cada día con un alto nivel de energía.

Sin embargo siguen apareciendo objeciones al momento de efectivamente comenzar a ejercitarse. Siempre hay un “pero”. Frecuentemente nos excusamos en la falta de tiempo, en no tener disponibilidad horaria para hacerlo.
Al estar ocupadas de sol a sol, nos resulta necesario tomarnos ese tiempo libre para descansar, liberar la cabeza y hacer algo por nosotras. Pero en la vorágine del día, muchas fácilmente dejamos de lado la posibilidad de insertar en esos momentos libres la actividad física por pereza o por desconocimiento sobre la magia que se esconde detrás de un cuerpo activo.

Para entender los beneficios de la actividad física conviene entender cómo actúa frente al estrés. A grandes rasgos existen dos tipos de estrés: el considerado bueno, relacionado al éxito, amor, buenas noticias, etc… y el malo, atribuido a las cargas, tensiones y otras sensaciones desagradables.

Ejercitarse aumenta las endorfinas en el cuerpo. Estas son sustancias asociadas con los sentimientos de placer, euforia y alivio del dolor que atacan directamente los puntos negativos de una vida cargada de tensiones. De este modo, el estrés que tanto nos afecta día tras día puede ser combatido con la actividad física. Basta apenas con percibir la forma en la que nos sentimos después de correr, de una clase de fitness o hasta de una simple caminata, dependiendo de la condición física de cada uno.

A medida que liberamos las tensiones diarias por medio del ejercicio resulta mucho más fácil encontrar la calma y mantener la tranquilidad en las demás tareas.

 

Estas emociones transformadas repercuten en el estado de ánimo, nos aumenta la confianza, y disminuyen los niveles de ansiedad y depresión, cuestiones fundamentales para conciliar el sueño.

Pero a no desesperarnos, hoy en día no es necesario andar dando tantas vueltas para disfrutar de la actividad física. Existen programas que se ajustan a nuestros tiempos y -todavía mejor- una enorme variedad de formas de ejercitarnos. Son tantas y tan diversas que seguro encontraremos la mejor opción para cada una.

Toda actividad debería ser iniciada en forma progresiva y moderada -sobre todo para evitar lesiones- así como también guiada por un profesional que logre adaptarlo a nuestro estado, tiempos y objetivos personales.

En SportClub Olivos nos visitan mujeres con vidas parecidas y diferentes a la tuya. Con días agitados y horarios apretados, pero que no dejan de tomarse su tiempo, su rato para ellas. Algunas elijen las clases de Funcional, Spinning, Crossfit o Box training; otras optan por salir del acelere cotidiano realizando Yoga, Stretching o Pilates.

Si bien las clases son un clásico de siempre, también venimos trabajando en programas de entrenamiento en la sala de complementos. Resulta que muchas veces es sólo cuestión de dedicarle media hora al plan que nuestros profes te indican diariamente para encontrar satisfacción en tus logros y fortalecimiento diario.

Te animamos a generar el hábito, a enfocarte aunque sea un ratito en el cuidado de tu cuerpo. Vale la pena el intentarlo.

Acércate a nuestras sedes y contanos tus necesidades para poder asesorarte.

Asesoro;

Profesor Pablo Argentieri

Sport Club Olivos

info.olivos@sportclub.com.ar