“Ingreso pasivo”, “ganar dinero mientras duermes”, ¿suena demasiado bueno para ser verdad? Y sin embargo es posible. En éste artículo te explico qué es ingreso pasivo y cómo puedes generarlo.

Pero ojo: el dinero no cae del cielo. Si tu meta es dejar de trabajar dentro de pocos años, deberás trabajar ahora con mayor intensidad.

La clave está en saber dónde invertir tus esfuerzos y asegurarte de que tu dinero trabaje muy duro – para que muy pronto, TÚ puedas dejar de trabajar.

¿Qué es ingreso pasivo?

Cuando tu tiempo y tu esfuerzo están desvinculados y obtienes ingresos, a eso se le llama ingreso pasivo. Significa ganar dinero sin tener que trabajar activamente para ganarte la vida. Te pongo un ejemplo para ilustrarte a qué me refiero:
Laura es instructora de yoga autónoma y cobra por hora. Si no se desplaza hasta un gimnasio o cliente para dar clases, no recibe ningún dinero. Sus ingresos están ligados a su tiempo y su esfuerzo. Laura únicamente puede ganar más, trabajando más horas.
La amarga realidad con un simple cálculo matemático: para ahorrar un millón de euros – con un salario neto de 25 euros por hora y suponiendo que pone a un lado un 20% – Laura tendría que trabajar más de 200.000 horas (1.000.000 euros / (25 euros x 20%)). A unas 2.000 horas por año (52 semanas a 40 horas), esto equivale a 125 años.

Photo by Perfecto Capucine
Rocío en cambio, es empresaria. También ella es instructora de yoga, con la diferencia de que se gana su dinero publicando vídeos en YouTube y vendiendo su eBook online. Rocío obtiene dinero sin tener que estar presente en un lugar concreto (p.ej. gimnasio o cliente). No importa si se encuentra en Madrid o las Maldivas, sus ingresos no se verán afectados. Rocío se ha creado un sistema: vídeos en internet se pueden ver desde cualquier lugar del mundo y a cualquier hora del día o la noche.

El sistema de Rocío incluso es escalable – porque no le cuesta más tiempo, esfuerzo o dinero crear un vídeo para 10 personas que hacer uno para 10.000 personas. Con filmar un solo vídeo y ponerlo en internet ofreciéndolo a un número infinito de personas, puede teóricamente ganar dinero «infinitamente».
Lo mismo con su eBook; está constantemente disponible. Cualquiera puede descargarlo en cualquier momento, sin importar dónde se encuentra Rocío en ese preciso instante o lo que está haciendo en ese momento. Tanto si se vende 10 ó 10.000 veces, no afecta la cantidad de trabajo que Rocío ha invertido en su creación.
Laura siendo autónoma por otro lado, si quiere ganar 1.000 veces más dinero, tiene que trabajar 1.000 veces más horas.

Siendo empleada ni siquiera tienes ésta opción, porque realizar más trabajo o pasar más tiempo en la oficina, no necesariamente equivale a más ingresos. Rocío invirtió un tiempo dado en filmar sus vídeos y escribir su eBook, obteniendo ahora ganancias cada vez que alguien mira sus vídeos o descarga su eBook. Sus ingresos están desvinculados de su tiempo, presencia y esfuerzo. Esto es un ingreso pasivo, independiente y escalable.
La diferencia crucial entre Laura y Rocío radica en el tipo de empleo. Laura es autónoma, su tiempo y sus ingresos están vinculados – mientras que Rocío, siendo empresaria, ha logrado desvincular sus ingresos de su esfuerzo y tiempo de trabajo.

Empresaria vs. Empleada

Muchos piensan que ser empresaria conlleva (grandes ) riesgos comparado con ser empleada. Pero, siguiéndo con nuestras instructoras: ¿Qué pasa si el gimnasio en el que trabaja Laura, tiene que reducir personal o incluso cerrar completamente? Pues muy simple – de la noche a la mañana, desaparecería su única fuente de ingresos.
En el caso de Rocío, tendría que ocurrir una “destrucción total” de Internet para que entrara en una situación similar.
Supongamos además que Laura sufre una lesión grave y queda incapacitada y sin poder desempeñar su oficio. Ya no puede ir al gimnasio, ni visitar clientes, ni vender su tiempo; lo cual amenazaría su existencia o incluso la llevaría a la ruina.

Rocío sin embargo, habiendo publicado ya sus vídeos y su eBook, en el caso de que se lesionara gravemente, no tendría que preocuparse – las descargas, simplemente continuarían. Probablemente no podría filmar nuevos vídeos (o por lo menos no protagonizarlos). Aún así, los ingresos de su sistema ya establecido, seguirían fluyendo – independientemente de si Rocío trabaja o no.

Acciones: fuente de ingresos pasivos

Además de los ingresos generados por tus actividades empresariales – como en el caso de Rocío – puedes obtener un ingreso pasivo independientemente de tu situación laboral. Por ejemplo en forma de dividendos ganancias que reciben los accionistas/inversores, de una compañía que cotiza en bolsa. Por lo tanto, un dividendo es la ganancia que recibes en tu cuenta bancaria por las acciones que posees en tu porfolio.
Los dividendos de inversiones en acciones, como por ejemplo de ETFs, también proporcionan una fuente de ingresos pasivos, tal como las rentas por el alquiler de un inmueble. También en éstos casos se puede decir – una vez invertido el tiempo y el esfuerzo necesarios (investigación, estudio, dinero, renovaciones, etc.), creado el valor y establecido el sistema – los ingresos fluyen independientemente del tiempo o esfuerzo. No tienes que presenciarte en la oficina para obtener ingresos de tus inversiones en acciones. Eso lo hacen las acciones por sí solitas. Al igual que no tienes que trabajar 8 horas para obtener tu renta de alquiler. Los inquilinos te lo transfieren mensualmente.

¿Qué debo hacer?
Determina tu status quo
¿Cuánto dinero y/o activos tienes ya? ¿Cuánto dinero ahorras mensualmente? Primero debes obtener una visión general de tu situación financiera actual. Este post te ayudará a averiguar tu status quo financiero.

Revisa tus cuentas
Asegúrate de que tus cuentas, que probablemente abriste hace varios años, sigan ofreciendo las mejores condiciones y servicios para tu estilo de vida y necesidades. Aquí encontrarás informaciones sobre la configuración básica que te recomiendo.

Determina tu meta financiera
Para dejar de trabajar algún día, necesitas saber qué significa eso en números. ¿Cuánto dinero tienes que generar de forma pasiva mensualmente a través de inversiones en bolsa (incluyendo impuestos y tarifas) para poder vivir de ingresos pasivos? Aquí aprenderás cómo establecer tu meta financiera.
Infórmate sobre el mercado de valores, acciones y ETFs

No les tengas miedo, no muerden. Lee sobre la bolsa, acciones y ETFs. Y si al principio no entiendes nada, no te preocupes – sigue leyendo y recuerda: hay toda una industria dedicada a hacer que los temas y productos financieros parezcan difíciles y complicados de entender. En recomendaciones encontrarás una selección de libros para principiantes.

Invierte tu dinero
Para que tu dinero pueda trabajar por ti, tienes que invertirlo. Si no quieres estresarte y deseas obtener la mejor rentabilidad por tu dinero a largo plazo, dedícate a las inversiones pasivas.

Ármate de paciencia y sigue trabajando
Lo más probable es que no puedas dejar de trabajar mañana ni pasado. Sin embargo, debes asegurarte de que ese día llegue lo antes posible. Para acortar el tiempo debes: gastar menos dinero y ganar más dinero. Comienza a llevar un libro de contabilidad doméstica y presupuestos, y aumenta tu tasa de ahorro siempre que puedas – y mientras tanto reflexiona sobre cómo puedes ganar dinero extra.

¿Te quedan dudas sobre los pasos a seguir para comenzar a generar fuentes de ingresos pasivos? ¿Quieres ideas de cómo generar ingresos extras? Únete a nuestro grupo Facebook donde encontraras una lista. iTe esperamos!