Vernos impecables nos hace sentir bien y a los ojos de los demás también. Las personas nos tratan de acuerdo a como estemos vestidos, es una verdad aunque suene superficial. Sentirnos cómodos es esencial y si le sumamos una buena presentación es motivo de hacer de nuestro día ese secreto que hace que irradiemos positivismo y por lo tanto “puertas abiertas”.

No hay que gastar grandes sumas de dinero. Pero saber que después de algunos años, lo que antes nos lucía, hoy puede ser un desastre. Hay que tener muy presente que la Moda no es para todos y que una buena presentación es un arma positiva.

La postura y saber sentarse dice mucho de un buen estilo. La comodidad nos da seguridad.

Definitivamente lo sobrio y lo sencillo es lo elegante. Y no se trata de colores o de formas sino de cómo se lleva. No a las prendas tan ajustadas. No a lo vulgar. Los volantes, los estampados y lo extravagante pues tampoco. Las tiras del sostén por fuera y peor aún, de otro color. Un blazer negro, una camisa blanca, pantalón recto, un buen collar, una cartera negra y otra beige, un buen calzado y por favor no tan alto, claro que mucho menos los pies agrietados. Desde esas prendas podemos comenzar a tener en cuenta lo que hay en nuestro armario para combinar o deshacernos de las prendas que definitivamente no usamos ni nos quedan bien.


Un Jean tal vez con un desgaste que se vea sutil pero lleno de rotos…nada que ver con una buena presentación. Y entre menos se muestre piel, más elegantes nos veremos.

Maquillaje suave, color de las cejas lo más parecido posible a nuestro color de cabello, no tan gruesas. Ni pestañas tan largas que son anti naturales. Cabello siempre limpio y con peinados adecuados y acorde al evento o sitio de trabajo. Tintes para el cabello con contrastes tan marcados se ven feos. Si la base es oscura no debemos usar colores tan claros, las raíces del cabello dan mal aspecto como si fuéramos descuidadas.

Para ellos a tener en cuenta es que el calzado, la corbata, el cinturón, los calcetines deben hacer juego. Las tallas tal cual son. El botón del cuello de la camisa debe ser algo amplio, que quepan dos dedos, no que parezcan como ahorcados. Los botones extras en los cuellos de las camisas son para algo más deportivo. Pantalones que van sin cinturón y se caen pues no…El cinturón simplemente debe ajustar. Los zapatos de agujero o cordón son los más elegantes y deben ser iguales al cinturón y reloj. Los trajes deben ser completos, así sean del mismo tono y cuando no es así hay que asegurarse de que haya contraste notorio entre un color más claro que el otro.

Los botones del saco: si son cuatro, el botón de arriba es opcional, los dos del centro siempre deben ir abotonados, el de abajo nunca. Si es de tres botones el de arriba es opcional, el del medio siempre y el de abajo no. Si es de dos botones el de arriba siempre debe abrocharse, el de abajo no. Los de un solo botón siempre deben ir ajustados. En el caso de los sacos con botones cruzados pues estas reglas no aplican, deben ir siempre cerrados. El largo de la corbata debe ir tocando el cinturón.

Espero sean de utilidad estos tips tan necesarios, pues la Moda también es para ellos.

 


Martha Lucía Ríos V.
Corresponsal en Colombia
Editora de Moda Revista Li
www.facebook.com/marthaluciariosv.
maluriva81@yahoo.es https://www.instagram.com/marthaluciariosv/?hl=es