La diseñadora de interiores Tina Rich ha resaltado de manera sorprendente las paredes de ladrillo visto y los acabados de hormigón de este antiguo edificio industrial. Usando muebles elegantes y femeninos para decorar y una paleta de colores delicada y suave en contraste con los acabados, nos brinda la atmósfera elegante que su dueña quería conseguir.
El de hoy es un maravilloso loft lleno de luz y con mucho encanto donde prima el estilo industrial pero suavizado con una gran dosis de feminidad. Situado en el corazón del Soho newyorkino, el espacio era un diamante en bruto, con una ubicación privilegiada, pero estaba anticuado y necesitaba urgentemente una actualización.

El uso de paredes de ladrillo a la vista o elementos estructurales como las vigas de madera, le ponen el acento sin caer en la excesiva «industrialización» de la estética.

Sin duda el estilo industrial es uno de mis favoritos. Su estética y elementos me vuelven loca, además de que los espacios son muy vistosos. Por eso cuando di con esta casa, tenía que enseñártela. Se trata de un estilo industrial pero muy femenino, lo que se dice chic.

El truco está en utilizar solo, mobiliario necesario y dejar que las paredes, techo o suelo luzcan y vistan el espacio. Una característica principal del estilo industrial es el ladrillo visto (en este caso pintado de blanco), el cemento y las piezas de iluminación. Son sencillas pero llamativas a la vez.