Después de seis versiones beta que fueron liberadas a partir del 13 de marzo pasado, finalmente aparece la versión de Android 10, el sistema operativo desarrollado por Google en su versión 17, que hasta ahora sólo estaba disponible para los teléfonos Pixel de la compañía, si bien se espera que en breve la plataforma trascienda a los modelos de otras marcas.

Android 10 incluye alrededor de 50 nuevas características, entre las más notables el modo oscuro en todo el sistema, soporte para operar con redes de 5G y la introducción del llamado Focus Mode, una herramienta que dispone de un temporizador que impide acceder a ciertas aplicaciones durante un tiempo determinado y cuyo objetivo es que el usuario evite distracciones innecesarias.

Del mismo modo, también viene integrada la función Live Caption, que añadirá subtítulos de forma automática a cualquier tipo de contenido multimedia en video o audio, sin necesidad de tener habilitada una conexión a Internet. Asimismo, dentro del sistema de notificaciones, está incorporada una herramienta llamada Bubbles (burbujas) que permite a los usuarios responder a los mensajes de texto de una forma más ágil sin necesidad de abrir la aplicación.
El sistema ofrecerá dos modos de rendimiento: alto, que priorizará la velocidad sobre cualquier otra característica, y baja latencia, cuya función es disminuir la latencia, función que resulta ideal para operar videojuegos, así como realizar llamadas de audio o de video. Por supuesto, también viene incorporado un soporte nativo de reconocimiento facial en 3D.

Como parte del desarrollo de su ecosistema, también se incorpora la aplicación Pixel Themes, con la cual es posible personalizar el aspecto de todos los iconos del sistema. Del mismo modo, el Google Assistant ha sido optimizado para y ahora es mucho más veloz y más eficiente que el que poseía la versión del Android 9.0 Pie.

De todas las nuevas funciones, acaso la más atractiva desde un punto de vista estético es el modo oscuro, que sin duda se convertirá en un activo de la plataforma. Por lo pronto, aquellas personas que no tengan un teléfono Pixel pueden optar por descargar una versión beta mientras el sistema operativo se extiende a otras marcas.