Banco Itaú se adhiere a los Principio de Empoderamiento de las Mujeres (WEPs), un conjunto de principios que ofrecen una guía para la promoción del empoderamiento de la mujer en el lugar de trabajo, los mercados y en la comunidad. Resultado de la colaboración entre ONU Mujeres y el Pacto Global de las Naciones Unidas. Esta firma está enmarcada en el programa “Ganar-Ganar: La igualdad de género es un buen negocio”, de ONU Mujeres.

Itaú , firmó un acuerdo con ONU Mujeres para reafirmar su apoyo y compromiso institucional de avanzar hacia la igualdad de derechos y oportunidades

“Celebramos la adhesión de Banco Itaú a los WEPs. Esto demuestra su compromiso de dar el paso con acciones concretas en favor de la igualdad. Más que nunca, la contribución del sector privado es fundamental para la implementación de los Principios de Empoderamiento de las Mujeres. Necesitamos de empresas que garanticen la igualdad de oportunidades, donde la labor y la contribución de las mujeres se valore y reconozca”, señaló Verónica Baracat, Responsable del programa “Ganar-Ganar”: La igualdad de género es un buen negocio.
“Estamos felices con este acuerdo. Nosotros creemos en la transformación de las personas, y trabajar en pos de la igualdad nos acerca a cumplirlo porque queremos que nuestra gente sea protagonista de su propia historia”, afirmó César Blaquier, CEO Itaú Argentina, tras rubricar el acuerdo con las representantes de ONU Mujeres.
El convenio se da en el marco de las políticas de diversidad que desarrolla Itaú y se compromete a fomentar la competitividad e impulsar buenas prácticas que reflejen el modelo de sociedad deseado para promover un ambiente donde las oportunidades económicas y sociales sean las mismas para hombres y mujeres.

Por su parte, Leandro Perasso, Director del Área de Personas, expresó “estamos convencidos que trabajar para fortalecer la igualdad de género y el respeto de la diversidad nos permite alcanzar la mejor versión de cada uno de nosotros. Es ganar-ganar no solo porque es un buen negocio sino esencialmente porque potencia un ambiente de respeto e inclusión de las diferencias, generando un buen clima para los equipos y nos compromete con un futuro mejor.”