Un claro ejemplo de cómo se ha ido avanzando en esta materia es el sector inmobiliario, donde se da lugar a personas de todos los orígenes, que buscan comodidades similares

Sentirse cómodo y sin temor a que alguien nos discrimine o acose, es clave a la hora de aceptar un trabajo. Esto ha hecho que las empresas busquen fomentar la diversidad y tolerancia, generando un ambiente laboral grato donde se respeten las diferencias de cada persona.

Un claro ejemplo de cómo se ha ido avanzando en esta materia es el sector inmobiliario, donde se da lugar a personas de todos los orígenes, que buscan comodidades similares. Este avance en la materia ha sido acogido por empresas de diferentes rubros, las que buscan conseguir una mayor inclusión e igualdad laboral.

ISS Chile, empresa líder nacional en prestación de Facility Services, es una de ellas. La compañía ha implementado modalidades que aumentan la tolerancia e inclusión entre sus clientes, esto mediante la oferta de empleos en áreas como la limpieza, soporte, alimentación, seguridad y mantenimiento. En ellas, se da lugar a la diversidad de los funcionarios, lo que consigue la disminución de la discriminación y el acoso.

Además, según menciona la Sub Gerente de Personas y Cultura de ISS Chile, Katherine García, “mediante la prestación de servicios, nuestros colaboradores desempeñan un rol fundamental en la sensibilización de la diversidad e inclusión en las empresas donde están presentes”.

Otro factor que influye son las instalaciones. El tener una rampla, baños adaptados y ascensores en lugares de difícil acceso, para personas con movilidad reducida, genera un ambiente laboral grato y mejora la calidad de vida de estos funcionarios.

No obstante, y a pesar de que se estén realizando acciones para atraer una fuerza laboral diversa, hay que tener claro que cada grupo de personas tiene necesidades distintas y, para hacer frente a ello, se debe tener la capacidad de cumplir con ciertos requisitos. Aquí van seis pasos para lograrlo:

Disparidad de género: Una de las primeras temáticas que nacen de la diversidad laboral es el desequilibrio en cuanto al género. Hoy en día, existe la necesidad universal de animar a las mujeres jóvenes a ejercer profesiones de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. De la misma forma, incluir al hombre en labores en que antes solo eran pensadas para mujeres. Este cambio, es necesario y requerido para que las empresas evolucionen y logren diversidad.

Celebraciones de diversidad: Hay un día para cada persona y por lo mismo, es importante que la compañía esté atenta y lo celebre. Esto ayudará a que los funcionarios se sientan más integrados y cómodos.

Redes de apoyo: Una empresa que cuenta con redes de apoyo para personas que se sienten marginadas o diferentes, conseguirá mejorar el estado de ánimo de sus funcionarios, haciéndolos sentir más partícipes y apoyados.

Tecnología: Tener aparatos tecnológicos acorde a la diversidad empresarial es clave si se quiere avanzar en la materia. Por ejemplo, en una empresa que cuente con personas con problemas auditivos, se deberán entregar herramientas que faciliten su trabajo y ayude a corregir los desequilibrios.

Edad: Cada generación tendrá una esperanza de vida mayor, esto llama a que existen políticas de bienestar y salud, además de mayor preocupación y comprensión por las enfermedades físicas y mentales. Si una compañía no considera estas variables, difícilmente podrá llegar a las nuevas generaciones.

Neurodiversidad: Cada cerebro es diferente y las personas que padecen patologías relacionadas, necesitan condiciones especiales. Si bien una investigación de Chartered Institute of Personnel and Development, demostró que solo un 10% de las empresas a nivel mundial cuenta con herramientas que faciliten el trabajo de estos funcionarios, es momento de mejorar en esta materia.

Con estos avances, se logrará integrar a nuevos colaboradores en las empresas, consiguiendo mayor diversidad laboral, la que traerá respecto y tolerancia.