Si bien las festividades decembrinas son sin duda para pasar tiempo con aquellos que más nos importan, las festividades tienden a agregar algunos kilos de más a nuestra cintura. Para ayudar a evitar inclinar la balanza en estas fiestas, sigue estos 5 consejos para tener un fin de año más saludable.

Come porciones pequeñas
No hay mayor tentación que un buffet lleno de deliciosos platos de Navidad o para la cena de año nuevo. Comer algo en pequeñas porciones te ayudará a llenar el estómago lo suficiente como para no tener demasiado en tu plato. Sigue tu rutina diaria normal para mantener tu nivel de azúcar en la sangre.
Ve al gimnasio antes de las fiestas
Incluso un entrenamiento rápido de 15 minutos puede ayudarte a liberar endorfinas y aumentar tu metabolismo. ¿No tienes tiempo para el gimnasio? Sal a caminar o juega al fútbol. ¡Algo es mejor que nada!
Tómate tu tiempo para comer
Disminuye la velocidad y disfruta cada bocado. Intenta dejar el tenedor después de cada bocado y mastica bien. Además para satisfacerte, bebe un vaso de agua o leche con tu comida. Escucha a tu cuerpo y pregúntate si estás lleno y satisfecho.
Limita el recalentado
Sabemos que ésta es la mejor parte de las fiestas decembrinas, pero limitar tus porciones o inclusive evitar el recalentado te ayudará a no ganar ese peso extra. Llevar a casa algunos artículos más saludables, tales como: pavo y verduras está bien, pero trata de llevar porciones pequeñas a casa. Es importante mantener alimentos saludables para tener éxito, en lo que respecta a tus hábitos alimenticios.
Usa un plato más pequeño
Intenta usar un plato de ensalada en lugar de un plato grande. Si hay menos comida en tu plato, es probable que comas menos. Te sorprenderá lo lleno que realmente te sientes después de comer de un plato más pequeño.