Microsoft estaría evaluando ofrecer a usuarios finales un sistema de pago mensual por el uso de la última versión de su sistema operativo .

Los usuarios de Windows 7 y 8 que aún no actualizaron su sistema a la versión 10tendrán tiempo hasta el próximo 29 de julio para hacerlo de manera gratuita. Aquellos que lo hagan después de esa fecha tendrán que pagar.

Aquellos que quieran acceder a una licencia de Windows 10 a partir de esa fecha tendrán que pagar u$s119 por la versión Home y u$s199 por la versión Pro.

Sin embargo, corren rumores de que la compañía estaría pensando en poner en marcha un sistema de suscripciones después de que finalice la promoción. Si bien no hay nada confirmado a nivel oficial, ya hay antecedentes de la compañía ofreciendo este tipo de abono para algunos de sus productos.

Algunos usuarios ya están haciendo saber de su descontento. En general, están manifestando que no tendrían interés en estar pagando todos los meses una cuota para usar Windows 10. Los rumores que se escuchan en el mercado señalan que aquellos que no accedan a esta modalidad no contarán con las actualizaciones del sistema.

Por el contrario, los que sí estén dispuestos a pagar por mes no sólo podrán descargarse las últimas versiones sino también contar con soporte.

El fundamento que sostiene a los rumores proviene de la decisión de Microsoft de ofrecer el servicio de suscripción de Windows 10 a los clientes empresariales. Se trata de una prestación que cuesta u$s 7 por mes o u$s 84 por año por usuario. A esto se suman paquetes que incluyen servicios adicionales como Windows Defender, aunque con otros valores.