Dirigir un equipo de trabajo, llevar a los niños al colegio y salir un fin de semana con amigas forman parte de la polifacética vida de una ejecutiva, lo cual la obliga a moverse por la ciudad con versatilidad. Pero ¿qué buscan estas mujeres cuando desean adquirir un auto?

 

Detalle de peso
Edwin Derteano, presidente de la Asociación Automotriz del Perú, explica que el precio no es más una diferencia marcada entre ejecutivos varones y mujeres.
Por el contrario, considera otros aspectos que las féminas en altos cargos priorizan al adquirir un vehículo.

 

Primero, destaca el tipo del carro: debe ser un modelo que les ofrezca seguridad y comodidad. Y aquí ganan terreno las camionetas SUV. “Les dan mayor protección. Como tienen mayor altura, se sienten menos vulnerables que al estar en un auto más bajo”. Así, los autos que más se compran este sector son altos y con llantas más grandes, hechos para andar por ciudades como Lima.

[Etiqueta]

 

Confort y accesorios
El segundo aspecto que consideran las ejecutivas en su compra es el nivel del equipamiento. La tecnología avanza y las marcas se concentran en ofrecer las mejores herramientas y accesorios. Las ejecutivas son conscientes de esto, por lo que cada vez más conocen y se fijan en estos detalles.

Según Derteano, el nivel de equipamiento está fuertemente asociado a la protección. Y entre las particularidades que prefieren las ejecutivas están el aire acondicionado, las lunas eléctricas y los pestillos automáticos, a propósito de la seguridad.

Por último, destaca el diseño del vehículo: “Que sea un auto vistoso, coquetón. La mujer tiene un concepto estético muy marcado”.