Clasificación del editor

9
Servicio/precio
9
Ambientacion
9
Calidad

Mosto Vinazzi es un nuevo espacio en Palermo que, gracias al aire jovial que lo caracteriza y su deliciosa cocina del mundo adaptada al paladar argentino, promete cautivar a los porteños amantes del buen comer y beber.

De la mano de Kurt Wilhelm Helmfeld y Bianca Inga, los dos jóvenes chefs que están detrás de este proyecto, Mosto Vinazzi es un lugar relajado que invita a viajar por el mundo a través de los sabores. Arepas colombianas, kimchi desde Japón o goulash con spatzle, el clásico austro-húngaro, son sólo algunas de las opciones de este alegre restaurante. “Es la visión que nosotros tenemos de esos platos que te hacía tu abuela o que probaste en algún viaje”, explican.

Así es como Bianca –hija de italianos– y Kurt –que nació en Tres Arroyos, y es hijo de un alemán y una danesa– sorprenden con la combinación de platos de su infancia o de los clásicos de Europa o Latinoamérica, pero con su toque personal.

Tanto en las mesitas de la vereda, como en las mesas comunitarias o en una amplia barra muy bien iluminada, los clientes pueden disfrutar de buena música, cervezas artesanales o diferentes whiskies, mientras piensan algunas de las sugerencias que se exhiben en las simpáticas pizarras.

Para arrancar, hay entradas como la Provoleta de cabra grillada con peras asadas, verdeo y chermoula, Mollejas crocantes con emulsión de Dijón y ensalada, o Torrejas de pan francés con morcilla suave, manzana alimonada y frutos secos.

A la hora del plato principal, Mosto Vinazzi sorprende con sus platos bien caseros y a precios más que accesibles. Su Bondiola braseada (con chutney de frutas de estación, manzana fresca y puré de batatas) se deshace en la boca, pero en la carta también hay lugar para la Tapa de asado ahumada en cocción larga con coleslaw y papas asadas o, para los amantes de la pesca, una buena Trucha arco iris a la marroquí con puré de batatas y espinaca salteada.

Algunas de las opciones son sus sándwiches de autor, con pan hecho a base de masa madre, empanadas como la de osobuco, tablas de quesos, ensaladas, berenjenas en escabeche, paté casero, hummus o WienerWurst (salchicha de Viena) grillada con aderezos.

Desde las 18, además, Mosto Vinazzi abre su carta del after hour, con tapas, vermut y vinos por copa, ideales para culminar la jornada.

Y para los amantes del buen beber, nada mejor que dejarse llevar por las sugerencias de Kurt que, además de ser chef, es sommelier. En Mosto Vinazzi los clientes se van a encontrar con una completa carta de vinos, variada, clara y diferente, con etiquetas de todo el país y con la opción de pedirlos por copa. Esto, además, se completa con ciclos de cata, degustaciones, y vinos a precio de vinoteca. Una buena opción para engrosar la cava hogareña.

Un nuevo espacio que llega para sorprender, donde la atención personalizada, el ambiente descontracturado y una cocina variada van de la mano de precios más que amigables para viajar a través del paladar con platos característicos de diferentes países.

 

En Gorriti 3972, Palermo  / Tel.: 4867 – 3388 / FB: Mosto Vinazzi