La automotriz Toyota invirtió 800 millones de dólares en la ampliación de la planta que posee en la localidad bonaerense de Zárate, con el objetivo de posicionar a la unidad que posee en la Argentina como la como base de producción y exportación de los modelos Hilux y SW4 para América Latina.

La ampliación de la planta, que generará 1.000 nuevos puestos de trabajo en toda la cadena de valor, tiene como principal objetivo la producción de los modelos Hilux y SW4.La inauguración de las obras de ampliación de la planta fueron encabezadas este viernes por el presidente Mauricio Macri, en un acto que contó también con la presencia del embajador japonés Noriteru Fukushima; el Vicepresidente Ejecutivo de Toyota Motor Corporation, Saiichi Sudo; y el presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero.

La ampliación de la planta, que generará 1.000 nuevos puestos de trabajo en toda la cadena de valor, tiene como principal objetivo la producción de los modelos Hilux y SW4.

La pick up Toyota Hilux se fabrica desde el inicio de la instalación de la empresa en la Argentina, en el año 1997. En 2005, en la planta de Zárate, comenzó a producirse el modelo Toyota SW4 (SUV).

Ambos modelos, que desde fines de 2015 cuentan con versiones renovadas, se producen principalmente para destinos de exportación y además son líderes en sus respectivos segmentos dentro del mercado argentino.

“Toyota tiene un firme compromiso para seguir creciendo en la Argentina, reafirmando día a día su visión a largo plazo y la sustentabilidad de su proyecto productivo. Ya son más de 4.900 personas las que trabajan en Toyota Argentina de forma directa y más de 25.000 lo hacen de forma indirecta”, dijeron las autoridades de la compañía japonesa durante el acto.

Al hacer uso de la palabra durante el encuentro, el vicepresidente Ejecutivo de Toyota Motor Corporation, Saiichi Sudo, destacó que la inversión concretada en la planta de Zárate “es la más importante de Toyota desde la crisis de 2008″ que se desato a nivel global a causa de las hipotecas de baja calidad en Estados Unidos.

El presidente Macri, por su parte, agradeció a la empresa automotriz japonesa por “haber creído en Argentina, hace muchos años atrás”, y que con esta obra de ampliación “reafirmó” su apuesta por el país.

Macri también tuvo palabras para el embajador japonés Noriteru Fukushima, a quien le aseguró que “Argentina esta abriendo una nueva etapa de relación con el mundo”.

“Quiero aprovechar que está acá el embajador para decirle que en Argentina ha comenzado una etapa en la que queremos relaciones maduras, inteligentes y productivas con todas naciones del mundo, y que queremos que Japón apueste a la Argentina”, subrayó el jefe del Estado.

En el acto también estuvieron presentes el secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis; el titular de la cartera de Producción, Francisco Cabrera; la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; el titular de Smata, Ricardo Pignanelli; y los ministros de Producción, Francisco Cabrera; de Medio Ambiente, Sergio Bergman, y de Educación, Esteban Bullrich.