El principal reto que tienen los fabricantes de los relojes digitales y conectados a Internet es convencer a los consumidores de las presuntas bondades de llevar encima otro dispositivo con funciones muy similares al omnipresente teléfono móvil “inteligent

El CES, la mayor feria mundial de electrónica y tecnología de consumo masivo, fue el escaparate elegido por varias empresas para mostrar en la ciudad estadounidense de Las Vegas nuevos modelos de relojes “inteligentes” con eje en el diseño y el lujo para seducir a usuarios que hasta ahora se muestran reacios a llevar en sus muñecas un “smartwatch” que se conecte a Internet a través de celular.El principal reto que tienen los fabricantes es convencer a los consumidores de las presuntas bondades de llevar encima otro dispositivo con funciones muy similares al omnipresente teléfono móvil “inteligente”.

En ese trabajo de seducción, de acuerdo a lo observado por  nuestra enviada especial de REVISTA LI  a Las Vegas, el diseño, el lujo y el refinamiento de los materiales tienen un rol fundamental, además de las capacidades informáticas del equipo.

El mercado de los “smartwatches” tienen varios jugadores de amplio espectro de origen.

Por ejemplo, están las multinacionales asiáticas Samsung Huawei, además de protagonistas tradicionales del segmento relojero, como Casio, y actores del espacio deportivo, comoGarmin.

 

Samsung

 

El Samsung Gear S2 classic aúna lo nuevo y lo tradicional con nuevos diseños, pero manteniendo todas las funciones que hacen de él un smartwatch tan especial.

Compatible con dispositivos iOS este añoLlevamos años hablando de cómo la tecnología wearable va a cambiarlo todo de nuevo, tras smartphones y tablets. Pero ha llegado el día en que ya son una realidad presente. Samsung fue una de las compañías pioneras en una llevar a cabo una estrategia que apostase por ellos, como hemos visto desde 2013 con el Samsung Galaxy Gear en primer lugar, con Android Wear, el Samsung Gear Live, volviendo a Tizen más tarde con el Gear y ahora el Gear S2. Se ha mejorado exponencialmente a nivel de experiencia de uso, pero lo más importante es cómo la tecnología se ha integrado de manera invisible en nuestras vidas. Que es de lo que se trata.

Con el Samsung Gear S2, Samsung ha entregado al usuario un dispositivo que puede integrarse en la vida de forma inteligente, intuitiva y conveniente. Tener, por primera vez, la posibilidad de tomar lo mejor de nuestro smartphone y condensarlo en nuestra muñeca con un smartwatch con la mejor autonomía del mercado es un gran paso, porque con él no sólo controlamos el tiempo, también controlamos nuestro día a día de forma productiva, ociosa y deportiva. Pero, ¿cómo encajar todo ello donde siempre ha importado, en la moda y vestimenta?

Samsung Gear S2 Classic

Samsung Gear S2 Classic

En smartphones ya lo vimos en el caso del Galaxy Alpha o del Samsung Galaxy S6 y su funda Swarovski, y con el Gear S2 en su versión classic nos volvimos a acercar un poco más a ese mercado tradicional, con un diseño más estilizado y haciendo uso de elementos con un gran legado en relojes, como el bisel rotatorio para, en este caso, navegar por la parte nueva, la interfaz de usuario.

Aunar tradición e innovación, el gran logro del Gear S2En el CES 2016 de Las Vegas que ha transcurrido en los primeros días de enero, se ha dado un paso más allá con la presentación de dos nuevos acabados para el Samsung Gear S2 classic. El primero de ellos es encolor oro rosa de 18K, integrando en la familia una de las grandes tendencias del sector, en un color muy elegante y a la vez discreto en la muñeca y que acompaña una correa de cuero en color marfil. El segundo tiene un acabado en platino que también encaja perfectamente como reloj gracias a su correa de cuero negro. De esta manera, llevar un smartwatch sólo tiene ventajas para el portador que busca transmitir una actitud moderna pero a la vez seria.

En ese sentido, diseñadores como Colombo, han estado trabajando en los nuevos diseños y en integrar en ellos obras de autores reconocidos como Keith Haring, Jean-Michael Basquiat, Jeremyville o Burton Morris.

Samsung Gear S2 Classic

Samsung Gear S2 Classic

Apostar por el Gear S2 es hacerlo por TizenCon todo ello, no podemos obviamente olvidar todo lo que ya ofrece el Gear S2, además de lo que va añadiendo. Por ejemplo, para evitar tener que sacar el móvil o imprimir billetes, ya es posible mostrar nuestra tarjeta de embarque de Iberia para pasar por el control de seguridad y realizar el embarque en aeropuertos. Gracias a la inclusión de un chip NFC es compatible con Samsung Pay, el sistema de pagos móviles que llegará a España en los próximos meses y que será compatible con los smartphones lanzados a partir del Galaxy S6, como la nueva línea Galaxy A 2016.

Tampoco podemos olvidar la utilidad del Samsung Gear S2 para el ámbito deportivo, y es que ayuda a cambiar de hábitos y a enfrentarnos al día a día con más motivación gracias a S Health, que mide nuestra actividad y nos hace retarnos y superarnos cada día en cada situación. Gracias a su resistencia al agua y polvo IP68 podemos ducharnos con él, llevarlo puesto en la playa e incluso ir a nadar a la piscina, algo que en otros relojes es una quimera.

Apostar por el Gear S2 es hacerlo por Tizen, una plataforma que no deja de mejorar en tu muñeca y que a lo largo de este año será compatible con dispositivos iOS además de Android (a partir de 4.4 Kit Kat), lo que hace su soporte prácticamente universal. También es hacerlo por un gusto por el diseño y la utilidad que harán que el salto a la experiencia inteligente sea más fluido y natural. que nunca