La evolución que está experimentando la telefonía móvil no tiene precedentes. En menos de 10 años las funcionalidades se han multiplicado, dejando prácticamente como un servicio secundario a la propia mensajería. Si nos centramos en la función más utilizada desde su primera aparición en 1992, el mensaje ha evolucionado desde el SMS hasta el intercambio de datos basado en la nube.

Algunos usuarios aseguran que se ha llegado a un techo de innovación. Sin embargo, un buen número de expertos, como la empresa tecnológica TokApp, aseguran que todavía le queda un largo camino de mejoras:

Traducciones en tiempo real: algunas compañías como Skype ya están ofreciendo traducción de mensajes, pero en varios años será tan efectiva e instantánea que facilitará un intercambio muy veloz entre dos usuarios con diferente lengua.

Realidad aumentada (AR): aunque parezca ciencia ficción, todo lo relacionado con la realidad virtual va a ser tendencia en los ambientes tecnológicos. La combinación de imágenes virtuales con el mundo real a través de nuestros dispositivos, ya sean tablets, móviles o gafas preparadas para ello, será una realidad en muy poco tiempo y la mensajería instantánea no se quedará atrás. Ver tus mensajes mientras caminas por la calle, conocer el usuario de alguien que acabas de conocer o enviar un mensaje tan solo mirando a una persona, son usos que harán que contactar con otros se convierta en una experiencia totalmente diferente.

Emojis animados: los emojis o emoticonos son una herramienta muy útil a la hora de expresarnos. Con la introducción de la identificación facial en el ambiente doméstico, el mundo de los emojis y emoticonos dará un cambio radical, consiguiendo reproducir nuestra expresión facial en un emoticón, o solamente mirando a la cámara de nuestro teléfono móvil.

Comunicación con empresas friendly: la comunicación entre empresa y cliente es uno de los pilares más importantes en el mundo de los negocios, y el uso de la mensajería instantánea es primordial a la hora de mantener un contacto directo con clientes activos o potenciales que puedan estar interesados en la empresa. La comunicación del futuro plantea eliminar el SPAM y la propaganda basura, para recibir solo mensajes temáticos basado en la suscripción de noticias.

Privacidad: el punto de la lista que quizás menos llame la atención, pero que es el más importante y el que más nos afecta a los usuarios al recibir comunicados de todo tipo de entidades. La protección de nuestros datos frente a terceros se endurece cada año que pasa. Las nuevas normativas buscan reforzar y unir las diferentes legislaciones de cara a proteger nuestra privacidad, imponiendo sanciones cada vez más duras a empresas que se comuniquen por plataformas que no la cumplan.

Hablar con nuestro refrigerador: si analizamos las tendencias tecnológicas, el camino nos lleva a tener un entorno interconectado entre sí. Ya hay sistemas que nos permiten comunicarnos con nuestra casa de manera muy sencilla y dentro de muy poco será un estándar. Y aquí es donde la mensajería instantánea será clave, ya que será uno de los ejes sobre los que el Internet de las Cosas (como se llama el concepto de vida interconectada) se apoyará, permitiéndonos, por ejemplo, comunicarnos con nuestra heladera y saber qué alimentos nos falta o recibir un mensaje cuando alguien haya entrado en casa.