Todos queremos sentirnos bien y estar de buen humor, pero no todos sabemos que  eso está íntimamente ligado al buen estado de nuestro sistema digestivo. Una mala digestión atenta contra dos de las necesidades básicas  del ser humano: el buen humor  y el buen dormir.

Para el mundo oriental, mente y cuerpo no están separados, aprendí con ellos que los pensamientos influyen sobre las enfermedades que nosotros mismos nos causamos, como dice el Dalai Lama: “La mente puede enfermar,  la mente puede curar”.

Pensando en nuestro mundo occidental y, en especial para nosotros, que vivimos acelerados y estresados, con diferentes dolencias, que aunque no lleguen a ser enfermedades declaradas, muchas veces impiden una vida en la que se respetan las horas de sueño, los hábitos alimenticios y una mínima ejercitación física, hace casi 30 años comencé a realizar ciertas prácticas que algunos rimpoches budistas me permitieron enseñar en las que el sonido, la mente y el movimiento están incluidas , junto con las técnicas de registro corporal y con otras de respiración aprendidas.

Ejercicios de respiración para ayudar a la digestión:

Una maestra espiritual  me enseñó una respiración específica para ayudar a nuestra digestión y al aparato digestivo para aplacar las incomodidades que nos acarrean específicamente luego de una comida en que luego nuestro organismo nos pide una siestita pero debemos estar activos.

  • Se trata de bashtrika, la cual se realiza sentados  con espalda derecha, el mentón paralelo al piso, y los  hombros bajos y relajados.
  • Una vez acomodados en esta posición, apoyamos nuestras manos una sobre otra sobre la panza, y comenzamos  con una exhalación corta por nariz con boca cerrada, continua una inhalación corta también al exhalar hinchamos el abdomen y al inhalar lo entramos.
  • Es importante darle especial fuerza a la exhalación  y así durante dos o tres minutos en que sentimos este movimiento. A este tipo de respiración se la llama respiración de fuego o respiración de fuelle y trae beneficios al sistema digestivo, entre otros.

Para enseñar acerca de las distintas terapias y disciplinas no convencionales que permiten abordar la salud desde un paradigma integral que integra el cuidado de la mente, el cuerpo y el alma, la AAMI (Asociación Argentina de Medicina Integrativa) presenta el curso superior transdisciplinario en medicina integrativa 2016: terapias complementarias y medicinas no convencionales  que se dictará a partir del 30 de abril de 9 a 19 hs. en la sede de la AMA, ubicado en Av. Santa FE 1171 – CABA.

La formación profesional estará dirigida por la Lic. Susi Reich presidente de AAMI (www.medicinaintegrativa.org.ar).