El mediador Daniel Pollack anunció que el Gobierno argentino llegó a un principio de acuerdo con 115 bonistas individuales, por un monto total de 155 millones de dólares.

En un comunicado, Pollack explicó que “la mayoría de estos tenedores de bonos (en default) optaron por recibir el 70% de sus reclamos en vez del 150%, dos opciones disponibles en la propuesta del 5 de febrero”.

En su declaración de este viernes, el mediador a cargo de las negociaciones entre la República Argentina y los acreedores denominados ‘holdouts’, manifestó: “Estoy muy conforme de anunciar la solución a los litigios de 115 bonistas individuales, acreedores de US$155 millones de los bonos en default en casos pendientes en la Corte de Nueva York, ante el juez Thomas P. Griesa”.

Destacó que “estos acuerdos recaen directamente dentro de los términos establecidos en la propuesta del 5 de febrero, publicados por la República Argentina”.

Pollack explicó que “las partes anticipan que la mayoría de estos bonistas, de los cuales todos tienen tanto fallos monetarios como medidas cautelares, optarán por recibir el 70% de sus reclamos en lugar del 150% de la suma capital de sus bonos”.

“Ambas opciones -agregó- han estado a disponibilidad de elección de los mismos en la Propuesta del 5 de febrero. Sin embargo, algunos bonistas están considerando elegir la opción del 150% de la suma capital”.

Explicó Pollack que “al igual que todos los acuerdos, éstos se encuentran sujetos a la derogación por el Congreso argentino de la ley Cerrojo y de Pago Soberano, y al levante de la medida cautelar por el juez Thomas Griesa”.

Remarcó el mediador que “en ese sentido, se ha hecho un progreso significativo. La Cámara baja del Congreso argentino, esta semana, aprobó el proyecto de ley que deroga dichas leyes. Dicho proyecto ahora se encuentra en la Cámara de Senadores para continuar con el debate”.

“Además, el juez Griesa, el 2 de marzo, anuló las medidas cautelares, y ahora pasarán a la Cámara de Apelaciones del segundo circuito”, señaló el mediador.

También explicó que “este grupo de 115 bonistas individuales ya había solicitado la anulación de las medidas cautelares del juez Griesa pero aún no han retirado sus apelaciones”, y mencionó que “la firma de abogados de Duane Morris, quien representaba a dichos bonistas, jugó un rol constructivo al organizarlos y también en las negociaciones con la Argentina frente a mí como mediador”.

“Es mi entender -añadió Pollack- que estos acuerdos con bonistas individuales demuestra que, cuando las partes desean llegar a un acuerdo, es posible hacerlo, independientemente del monto de los bonos”.

Indicó que “estos acuerdos no son con grandes y multimillonarios fondos, sino con inversores individuales y regulares que vieron una oportunidad, por primera vez en muchos años, para resolver sus reclamos con la Argentina y tomaron la oportunidad en buena fe de negociación”.