Surge una nueva forma de ejercitarse: el plogging, un movimiento fitness que se originó en Suecia y tiene cada vez más adeptos. Los practicantes mientras ejercitan al aire libre, recolectan residuos al paso. Así lo indica su nombre en inglés: correr y recoger. Para esto hay que salir con una bolsa, para levantar la basura que se encuentra en el camino. Es a la vez una manera de promover el cuidado ambiental.

La movida surgió en Estocolmo, donde la naturaleza es lo más preciado. Por este motivo, en Suecia tienen como prioridad la protección del medio ambiente, y por esto surgió este novedoso y eficiente sistema de reciclaje, que contribuye con el mantenimiento y limpieza de las calles y los espacios públicos. Una secuencia de trote que se combina con frenar y agacharse a recoger los desechos.

En las redes sociales, con el hashtag #Plogging, los seguidores de la corriente se ponen en contacto e incluso organizan salidas en conjunto. Aunque la modalidad de deporte varía, esto es indistinto mientras se cumpla con la recolección. ¿Llegará a la Argentina?