Olivia es  una experta en el área de negociaciones y contrataciones por el lado de las empresas, trayendo consigo más de 10 años de experiencia fijando los sueldos de empleados en todo nivel organizacional. De origen chileno-americana, desde hace 10 años es responsable de  la empresa Salary Coaching, en Estados Unidos, que se encanraga de ayudar a las mujeres a mejorar su salarios.

Esposa de un veterano retirado de los Estados Unidos y madre de dos niñas. Estudió en las Universidades: Tufts University (Relaciones Internacionales y Economía Latino Americana), George Washington (Economía Latinoamericana) y Bellarmine College (MBA), también alcanzó el título como Experta en Compensación de la organización World@Work.

Es Autora del bestseller internacional  “Mujer: Descubre tu valor, obtén lo que vales” y  forma parte del equipo nacional norteamericano de triatlón .

En entrevista exclusiva para revista Li, Olivia asegura que hablar de igualdad de género está masculinizando a la mujer en vez de exaltarla y  se atreve a aseverar que Hillary Clinton perdió las elecciones, porque salió a pelear los derechos de las mujeres desde una mirada masculina.

Por Marcela Temes*

 

Como surge Salary Coaching?

Salary Coaching surge de la necesidad que noté, como encargada de establecer los salarios para las mujeres en diversas organizaciones, de brindar apoyo a las mujeres a la hora de establecer una negociación salarial tanto para una nueva posición como para mejoras dentro de la empresa en la que ya puede encontrarse. Salary Coaching es, básicamente, una empresa que se dedica a brindar asesoría a mujeres en el mundo laboral, ayudándole a desarrollar herramientas básicas para mejorar su situación laboral actual. Las tres lineas en las cuales ayudamos específicamente:

– Mujeres en todo nivel de la escala laboral que necesitan re-negociar su sueldo o cargo actual.

-Mujeres tratando de reinventar sus carreras (ya sea una madre volviendo a trabajar luego del fuero materno o una mujer jubilada/por jubilar que necesita seguir generando ingresos.

-Enseñandole a mujeres recién egresadas como ser persuasivas con su currículo y como negociar su sueldo inicial para que no sean víctimas de la brecha.

 

Porque dice que se están generando consecuencias igual de tóxicas?

Cuando me refiero a consecuencias igual de quiero establecer que muchas de estas iniciativas están masculinizando a la mujer en vez de exaltarla. No nos damos cuenta que sin querer estamos tratando de igualarnos a través de exaltar atributos masculinos en la mujer, cuando por el contrario, deberíamos tratar de exaltar nuestros propios atributos para lograr un equilibrio entre hombres como mujeres. Al promover la igualdad de género, automáticamente estamos diciendo que a las mujeres nos faltan atributos para ser tan laboralmente valioso como un hombre. Medirnos con la misma vara es simplemente una receta para discordia. Para lograr tener iguales condiciones en el mundo laboral, no tenemos que ser iguales, sólo que debemos saber maximizar nuestros atributos y poder desarrollarnos en paralelo.

Cuando hablamos de igualdad de géneros, no nos damos cuenta de lo detrimental que esto es tanto para las mujeres como para los hombres. Una de las consecuencias toxicas que vemos en Salarycoaching.com es que las mujeres presumen que deben de negociar como lo haría un hombre: de manera asertiva  y directa. Lamentablemente, no nos damos cuenta de que estos son atributos que socialmente son aceptables cuando provienen del hombre, pero no tanto así cuando vienen de una mujer.  Socialmente estos atributos suelen ser percibidos como agresividad y egocentrismo cuando provienen de una mujer.

Como mujer, puede que esta estrategia de resultados, pero el negociar utilizando los atributos intrínsecos que le nacen a las mujeres -nuestras habilidades de crear ambientes de confianza, de generar comunidad y generar lazos duraderos- trae resultados exponencialmente mejor.

2

 

Cuál es el peligro de lo que llama homogenización de los sexos?

El peligro de este término radica en que la sociedad pase de ser completamente machista a ser completamente feminista. La idea, tal y como le establecí en el artículo, no es que haya un género dominante porque ya el reinado supremo del hombre está demodé sino, más bien trabajar por una sociedad en la que el crisol de géneros sea una realidad que conlleve al trabajo en equipo y no a la competencia malsana.

 

A su entender cuáles serían los dones que podemos utilizar a nuestro favor en negociaciones?

Creo que las mujeres tenemos que entender, en primer lugar, que tenemos muchas herramientas para lograr negociaciones efectivas y, ser combativas a la par de los hombres no es una de ellas. Las mujeres debemos entender que cada género debe negociar en su propio terreno y ser altamente efectivo sin caer en lugares comunes del otro género. Un tono de voz pausado, explicar de manera concisa nuestras fortalezas y por qué estamos capacitadas para desarrollar una labor pueden ser claves para las mujeres a la hora de negociar.

 

Siempre digo que debemos trabajar por la igualdad de derechos que por la igualdad de género, ya que a mi entender, hombres y mujeres son bien diferentes. Su opinión es similar

 

Concuerdo en que hombres y mujeres son diferentes. Partiendo por lo físico: los hombres no pueden (naturalmente) quedar embarazados o amamantar a un bebé. Esto sólo lo puede hacer una madre. Por lo mismo, vemos que en muchos ámbitos la fuerza física de un hombre llega mucho más lejos que la de una mujer.

Emocionalmente también vemos diferencias- las mujeres pensamos utilizando nuestras emociones como barómetro. No tanto así los hombres. No digo que no existen puntos de convergencia en términos de personalidades y cualidades laborales, lo que si digo es que deberías maximizar el uso de las herramientas que como mujer te nacen.

 

Y cómo ve a la mujer dentro del ámbito político?

Lo mismo- tratar de jugar como político hombre no es socialmente bien recibido. Pensemos en las elecciones aquí en USA. Mucho se ha escrito que Hilary Clinton no arrasó en las elecciones porque aunque se presentó como defensora de las mujeres, lo hizo de la manera que lo haría el género masculino- siendo directa y asertiva. Esta forma de actuar fue internalizada e interpretada por miles de personas como agresiva y poco genuina.

 

1

Podría darnos algunos tips para mejorar la relación de género?

Paremos de medirnos en relación al otro género.

Si te mides en relación a otro, fijamos parámetros en relación a lo que podemos lograr. Los límites de otros pasan a ser los nuestros y nunca podrás comprobar lo mucho que puedes lograr a nivel personal y laboral propio.

 

Podría contarnos alguna anécdota

En relación a la pregunta anterior. Podría corroborar la veracidad de mis palabras enumerando las miles de mujeres a quienes hemos ayudado o los millones de dólares que hemos devuelto a sus bolsillos, pero creo que es importante recalcar los aprendizajes de la experiencia propia. Pasé de ser una madre de dos con 30 kilos de más, trabajando demasiadas horas por muy poca paga, a ser una emprendedora increíblemente exitosa, con un bestseller internacional que ya ha ganado varios premios (Mujer: Descubre tu valor, obtén lo que vales) y a formar parte del equipo nacional norteamericano de triatlón  …El que quiere puede!

4

 

Ping Pon

 

Un color: Turquesa

Un hobby: Empoderar a la Mujer

Un personaje: La Capitana Fasma de Star Wars (porque lidera una armada de puros hombres) 

Una película: Love Actually

Lo que más desea: Estar Presente

Lo que no permite:  Comer muchos carbohidratos. Llevo 10 años comiendo Paleo y me ha cambiado la vida.

Un objeto: Mi tazón de Yerba Mate.

Un pensamiento: La vida en verdad es bella.

 
*Marcela Temes es directora de revista Li