Comprobado. La estética gadget no vende al gran público. Fabricantes de relojes y pulseras inteligentes se han dado cuenta y están apostando por el diseño con mayúsculas.  Lo hemos visto en la IFA, la mayor feria europea de tecnología de consumo que se acaba de celebrar en Berlín. Samsung presentó el Gear S3, un smartwatch que se asemeja a los relojes convencionales en estética pero aumenta en inteligencia.

Y aunque Fitbit, la marca veterana de pulseras inteligentes para deporte, ya cuidaba mucho el diseño de sus productos le ha dado una vuelta de tuerca. Para ponerlo de manifiesto presentó la reedición de sus modelos  Blaze y Alta en una pasarela, con modelos luciendo estas smartbands. Diseños más estilizados como una serie especial Gold Edition, con acabados y texturas Premium, para los dispositivos más vendidos de la compañía  Fitbit Alta y Fitbit Blaze, y accesorios opcionales de marcas de moda como PUBLIC SCHOOL y Tory Burch.

fitbit-blaze-gold

La nueva Fitbit Blaze viene con nuevas funcionalidades como la ampliación de notificaciones, avisos para moverte y nuevos formatos de reloj, para proporcionar una experiencia de fitness más personalizada, más inteligente y  más motivadora.
fitbit-alta-gold-2

La Fitbit Alta se atreve con la serie especial Gold Edition, con lujosos materiales chapados en oro de 22 kilates, que les dan un look muy elegante, con pulsera en colores rosa o negro. Además, se puede drás transformar tu dispositivo  en una pieza de joyería con el nuevo brazalete para Fitbit Alta de acero inoxidable bañado en oro o una versión de acero inoxidable bañado en plata y pulido a mano.