Casi 1.000 millones de mujeres en todo el mundo no disponen de protección legal contra la violencia doméstica por parte de un familiar cercano o un compañero íntimo, especialmente en Oriente Medio y África, subrayó hoy una investigación del Banco Mundial (BM).

Asimismo, el reporte titulado “Tendencias Regionales y Globales en la Protección Legal de las Mujeres contra la Violencia Doméstica y Acoso Sexual”, halló que cerca de 1.400 millones de mujeres carecen de protección legal contra la violencia doméstica económica, que incluye restricción de acceso a recursos como dinero, educación o empleo.

“La violencia de género es una epidemia global que pone en peligro la vida de las mujeres y niñas con un amplio espectro de consecuencias negativas no solo para ellas, sino también para sus hijos y comunidades”, dijo Quentin Wodon, economista del BM que lideró la investigación.

Como nota positiva, el informe destacó que en los últimos cuatro años ha aumentado el número de países con protección jurídica para las mujeres ante la violencia doméstica de un 71 % a un 76 %, gracias a las leyes recientes aprobadas en Argelia, Bielorrusia, Kenia, Lituania, Líbano, Holanda y Arabia Saudí.

No obstante, precisó que la protección “es mucho más débil para tipos específicos de violencia contra las mujeres” ya que solo uno de cada dos países tiene legislación específica contra la violencia doméstica económica, y en uno de cada tres hay leyes para defenderse de la violencia sexual sufrida en casa por un compañero íntimo o familiar cercano.

Las mayores lagunas se encuentran, según el BM, en las regiones del Norte de África, Oriente Medio y el África subsahariana.