Diferentes estudios indican que la mujer concibe al liderazgo como un medio de transformación beneficiosa para sus subordinados, aplica sus habilidades a través de las relaciones interpersonales y de motivación para convertir el interés individual en un interés colectivo enfocado hacia el logro de los objetivos de la empresa como totalidad, y al bienestar de sus empleados

Para la coach ejecutiva Katie Rowland, madre de dos infantes; Las madres y los líderes tienen más en común de lo que piensas. Los principios básicos de criar a los hijos son similares a los principios de un gran liderazgo.

Revista Li quiso homenajear a sus lectoras y amigas en el Día De la Madre, dándoles un espacio para que cuenten sus experiencias en primera persona como Líderes profesionales,mujeres, madres y altas ejecutivas en diferentes sectores productivos.

 

Erica Miretti

 

Es psicóloga y profesora.

Sin duda la única manera poder manetener mi ritmo de trabajo es posible con la colaboración de muchas personas.  Mi marido y Martita que me ayudan en casa tres días a la semana son indispensables.

Trato de ocupar  mi tiempo cuando mis hijos están en actividad. No obstante es un continuo jugar muchas veces para poder hacer todo. Llevar al más chiquito a deporte o acompañar a los más grandes cuando lo necesitan.

Muchas veces cocinamos juntos o vamos al cine. Trato de estar un tiempo de calidad a solas con cada uno de ellos. Cuando eran más chicos era imposible por mi exigencia, trabajar tantas horas como ahora.

Además mi profesión implica capacitarme constantemente. Hoy elijo online.Además de asistir  a congresos o preparo disertaciones .

No es fácil pero uno va re calculando todo el tiempo según las necesidades personales y la de mis hijos.

Amo mi profesión y mi motor es poder ayudar y tratar que quienes me rodean sean cada día un poquito más felices y mejores personas.  y eso es lo que yo quiero a diario para mí.

Por eso me rodeo de gente linda con energía con la capacidad de reírse de si misma y disfrutar de la diaria.

Muchas veces me pasa que la memoria me juega una mala pasada y el mismo día tengo médico una capacitación y reunión en la escuela de mi hijo. Eso si cuando de enfermedad se trata, me quedo en casa, los cuido,  acompaño y me llevo el trabajo con el teléfono a todos lados.

Mis hijos dicen que nunca me desconecto , pero creo que admiran la capacidad de trabajo la puntualidad y responsabilidad con la que realizo mi trabajo y saben que ellos siempre son prioridad cuando lo requieren.

 

Paula Amor

Es abogada y fundadora de Sense & Tea, un servicio  de catering especializado en Brunch y té, y co-fundadora de Locas de Amor, una casa de Té emplazada en el corazón de Caballito.

Procuro hacer cosas que me gusten tanto que en si mismas sean la motivación.

Con mis chicos comparto todo el proceso, la idea, la construcción, y la celebración del objetivo logrado. Quiero que sepan que lo que sueñen es posible, que hay esfuerzo pero que se transita con felicidad porque se trata de “nuestro sueño”.

Primero soy mamá… así que todo lo mío se adapta, dentro de lo posible, a las rutinas de mis hijos. A veces no se puede, siento culpa y ellos pasan factura reclamando tiempo, pero intento que sean excepciones.

En mi caso, lo más importante para lograr el equilibrio casa, familia, trabajo, colegio, es tener buen equipo. La familia, los empleados, todo debe estar en sintonía, todos nos cubrimos en algún momento… es un ida y vuelta constante.

Uno de mis chicos tiene como frase de cabecera: “nada es imposible” y me encanta!

El negocio es una familia! Mi socia es mi hermana y nos cubrimos cuando hay actos escolares, se enferma alguno etc. Los clientes reclaman la pasta frola de mi mamá… que a veces no tiene tiempo de hacer por ir a buscar a los nietos al cole.

Una vez tuve que ir a trabajar al negocio con uno de mis hijos, que muy aplicado y me quiso ayudar en todo. Terminamos y lo felicite por tanta colaboración pero la respuesta fue: “Bueno má! Ahora pagame, yo también tengo que ahorrar para mi sueño!”….

Mariana Bezrutschko

Es responsable de comunicación de UATRE ( Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores de la República Argentina ) OSPRERA , además de haber participado activamente en la comunicación y organización de   actividades en el partido FE.

 

Comencé  en el gremio hace muchos años, mientras trabajaba me recibí de publicista y  pude ejercer mi profesión. Hace 11 años tuve a mis hijos, mellizos , Candelaria y Jeremías, un regalo de Dios. Sin embargo nunca deje de trabajar. Cuando sos madre, cambian las prioridades, pero definitivamente estoy segura que con una buena logística en la casa y mucha organización es posible.

Siempre integre a mis hijos en mis actividades y obligaciones. En algunas ocasiones les relataba como un cuento lo que iba a pasar en el día , ya es parte por mi actividad viajo con mucha frecuencia.

Siempre los chicos tienen reproches que nos hacen doler el corazón. pero pienso que ellos estarán orgullosos de una mama que puede ejercer su profesión.  Además de haber podido ser siempre sostén de la familia. Hablo siempre con ellos de los valores de las personas y les resalto los de ellos también. Ese para mi es el trabajo más importante que tenemos como líderes de la vida!.

Como anécdota puedo contarles que los chicos han contando en el colegio sus experiencias de compartir almuerzos con un presidente de la Nación como actividad del fin de semana o promocionar  a candidatos en las  elecciones entre sus compañeros.

 

Daniela Burgueño

db
Socia mentora de Daniela Burgueño Propiedades, una de las inmobiliarias más destacadas de la Ciudad de Pilar

 

Cuando trabajas fuera de casa, la labor del Hogar con el trabajo no se logran conciliar si no es con ayuda y con mucho amor.

Mi motivación era llevar mi familia adelante, darles una buena educación, una vida lo mas confortable posible, pero por sobre todo enseñarles el culto al trabajo, que este dignifica al ser humano. Cuando es así, los hijos aceptan el trabajo de sus madres, en muchos casos, como mis actividades demandaban mucho tiempo,  los llevaba conmigo. Tuve ese gran privilegio

Una anécdota que no me voy a olvidar fue A fines del 2.002, después de la gran crisis, mi actividad comienza a resurgir y tenia mucho trabajo. Para ese entonces mi hijo mayor tenia un hobby, el tallado o achuelado en madera y para esto iba a un taller un tanto alejado de nuestra casa. Un cliente me detuvo mas de la cuenta y llegue tarde a buscarlo. TODAVÍA HOY SE ACUERDA Y LO UTILIZA PARA REÍRSE DE MI!!!, aunque en ese momento lo vivimos muy intensamente los dos.

A veces aunque no logremos conciliar del todo nuestras tareas del hogar con el trabajo, la familia siempre entiende y podemos transformar suceso que no son tan óptimos en anécdotas.

 

Darja Zorko Mencin

treking

Vive en Eslovenia y es esposa de un diplomático. Con más de 15 años de experiencia como entrenadora de Insights, PNL y coach, trabaja como la intérprete en hipnosis Eriksoniana y es Mastermind experta, facilitadora de los procesos de grupo. Lídera y promociona proyectos internacionales.

Siempre le  pregunto a los niños que me pasó durante el día. Creo que para un buen equilibrio entre el trabajo y la familia, es fundamental  la profunda conexión entre la familia y la confianza mutua. Somos una familia  de Eslovenia, que vivió en Malta, Turquía, Suecia, India, Argentina, lo que significa que mi hijo Tim y mi hija Eva cambian de escuela y amigos a menudo, eso no es fácil siempre.

Yo creo que por sobre todo priorizo la calidad de la vida social en la familia más que la cantidad. Tengo un cronograma detallado de trabajo y siempre han sido importantes actividades con los niños. Cuando una persona es feliz, trabajando con pasión y esto se refleja en todas las áreas. Siempre he descubierto los potenciales de cada miembro de la familia y creé  familias objetivos alcanzables. Siempre he tratado, que era un buen y abierto ambiente en la casa y donde se puede cargar la batería. Mi trabajo se asocia con frecuentes viajes, la tecnología moderna permite que estemos conectados, ya que con Skype puedo hablar como si estuvieras en casa.

Anécdota

Un día mi hijome llamo por teléfono y me dijo: “Mamá, eres realmente SUPER. Yo quiero darte un sincero agradecimiento por tu ayuda y tu apoyo en una  situacion muy dificil. Con todos los errores que he hecho, he aprendido que siempre trato de comprender y ayudarme con de la mejor manera posible. Me has enseñado a asumir la responsabilidad por sí mismo y me centra en los dones que tengo.”

Yo estaba feliz ese día y muchos días después, me di cuenta que mi trabajo no le quitaba felicidad a mis hijos.

 

Lecciones de Liderazgo para una mamá;

Las primeras lecciones de liderazgo son a menudo aprendidas en el hogar, principalmente por la mamá al estar más tiempo en contacto con los hijos. A través del ejemplo de liderazgo de nuestra mamá, aprendemos qué hacer y qué no

Las siguientes son algunas de las lecciones de liderazgo que una mamá puede transmitir a sus hijos y que influyen en el desarrollo de futuros líderes:

El liderazgo exige acción. Las madres enseñan a sus hijos desde pequeños que deben llevar a cabo una serie de actividades para ganarse un permiso o tener algún tipo de gratificación. Bajo esta misma dinámica, los líderes suelen reconocer y gratificar a los colaboradores que llevan a cabo un buen desempeño.

Los líderes tienen una inclinación a la acción. Consiguen que sus colaboradores comprendan los desafíos a los que se enfrentan para que puedan ser parte de la solución y así superar cualquier dificultad.

Los líderes vuelcan su corazón y alma en su gente y su objetivo. Así como las madres cuidan y protegen a sus hijos, los líderes se preocupan por su gente y por el logro de sus metas. Invierten en sus colaboradores y objetivos sabiendo que en el largo plazo, el tiempo y la energía empleados habrán valido la pena.

Entienden que su éxito no se mide en lo bien que lo hacen de forma individual, sino en lo bien que lo hace su gente, además que así como las capacidades y habilidades de sus hijos son distintas, lo mismo pasa con los colaboradores.

Los líderes plantan semillas de éxito. El aprendizaje más grande del éxito proviene del hogar y las madres son clave para ello. Del mismo modo, los líderes invierten su tiempo para plantar semillas de éxito en sus colaboradores. Crean una visión positiva de lo que las personas pueden llegar a ser y continuamente animan y empujan a su equipo a lo largo de su camino.

Goethe decía: “Trata a las personas como si fueran lo que pueden llegar a ser y los ayudarás a convertirse en lo que son capaces de ser”.

Los líderes asumen posturas difíciles para que las personas lleguen a un nivel más alto. Las madres, así como los grandes entrenadores, dirigentes y líderes suelen ser comprensivos, pero también saben que una gran parte de su responsabilidad es que las personas sigan creciendo, por eso están dispuestos a tomar posturas difíciles, que a menudo los hace impopulares, por el bien de su equipo.

Por ejemplo, la mamá debe asumir un papel de tirana y prohibirle a su hijo adolescente tomar alcohol en la escuela secundaria. Puede parecer difícil para el adolescente no ser parte del grupo de jóvenes populares, pero entenderá que fue para su beneficio con el tiempo y que el respeto es más importante que la popularidad en el largo plazo.

Los líderes valoran la honestidad y la responsabilidad. Estos valores son fundamentales en el seno familiar, equipos deportivos, empresas y organizaciones. Sin honestidad y responsabilidad, la confianza nunca se podría dar. Y sin confianza, no se puede mantener el éxito a largo plazo.

En la secundaria, a los adolescentes se les hace fácil mentir, dicen que asisten a clases de guitarra cuando en realidad se van a jugar con los amigos. O inclusive falsifican la firma de mamá cuando obtienen bajas calificaciones. En ambos casos, por supuesto, la mamá se da cuenta del engaño y el adolescente aprende de la manera difícil a ser honesto y responsable de sus acciones, para evitar que cuando crezcan incurran en problemas con más consecuencias.

Los líderes proporcionan fuerza y esperanza en momentos complicados. La vida está llena de adversidades. Es interesante ver cómo las madres y los líderes manejan las adversidades que van surgiendo en su camino.

Las madres son el claro ejemplo de que cuando una persona pasa por momentos complicados, saca lo mejor de sí y desarrolla aspectos y capacidades que no imaginaba tener. A pesar de los momentos complicados, las mamás nos demuestran que el espíritu humano puede sobrevivir a cualquier cosa. Cuando tenemos problemas triviales, ellas nos recuerdan que podemos hacerle frente a cualquier cosa.

Los líderes recuerdan y aprecian las pequeñas cosas. Los líderes identifican las pequeñas cosas que son las que hacen una gran diferencia. Se dan cuenta de que detalles pequeños como el ser amable y saludar por la mañana, pueden forjar lazos más fuertes.

Un ejemplo de esto son las madres que en el proceso de aprendizaje con sus hijos, aplauden sus primeros pasos o cuando hizo bien una tarea. Los buenos líderes de este modo, son aquellos que son agradecidos con el trabajo que hace su gente e incluso los pueden gratificar. En ambos casos, se estimula que esas buenas acciones se repliquen con mayor frecuencia.

Los líderes mantienen todo en perspectiva. Aprender a priorizar lo importante de lo urgente es una de las máximas enseñanza de las madres, quienes de forma natural aprenden a organizar su tiempo para atender a sus hijos, hacer cuestiones de la casa e incluso trabajar muchas veces.

Los líderes nunca pierden de vista su visión. En un día cualquiera, las madres pueden verse inmersas en diversas tareas domésticas y profesionales, y hacer malabares para tener todo listo y al mismo tiempo recordar que mañana su pequeño tiene que entregar un proyecto de ciencias. Y a pesar de todas estas demandas, la mamá nunca pierde de vista que lo más importante es que sus hijos sean felices.

Del mismo modo, en el mundo de los negocios, los líderes tienen que desarrollar una visión periférica para estar atentos de varias cuestiones a la vez. Sin embargo, todos los pendientes no deben quitar su atención de lo que es importante o necesario para que la organización crezca y prospere.