Es un hecho que los millennials, nativos digitales, son los que mejor se relacionan con los dispositivos electrónicos. Los baby boomers en cambio, al nacer en la era analógica, suelen elegir los más convencionales, como el teléfono de línea o un celular con teclas y pantalla preferentemente grandes. Se considera millennials a la generación nacida entre 1982 y 1994, quienes entienden la vida virtual como una extensión de su vida real, se desenvuelven haciendo más de una cosa a la vez y los caracteriza su espíritu emprendedor y creativo. También encuentran un espacio esencial en las redes sociales, suelen estar en busca de nuevas tendencias, como el uso de la nube o dispositivos cada vez más potentes y portables, sobre todo los gamers, y tienen muy en cuenta el diseño de los dispositivos.

Los baby boomers, nacidos entre los años 1945 y 1964, toman el trabajo como un modo de ser y existir. Vieron pasar distintas transformaciones, desde el nacimiento de la televisión, al de la telefonía celular, las computadoras personales e Internet. La pérdida del miedo a lo digital por parte de los más adultos podría facilitar su vida, desde realizar una transacción bancaria sin tener que salir del hogar, ni hacer filas de espera, hasta monitorear su salud.

Esta generación disfruta mucho de la lectura y aprecia el vínculo familiar. A través de dispositivos como las tablets, pueden utilizar distintas páginas web y aplicaciones para descargar libros y, por medio de chats, mensajes y mails, comunicarse con todo su círculo afectivo. Por ejemplo, las tablets de Banghó cuentan con amplias pantallas y teclados accesibles, además de configuraciones que facilitan su uso, como aumentar el tamaño de la fuente, utilizar la lupa para visualizar zonas de la pantalla, invertir los colores, la escala de grises y activar la lectura del texto.

Nunca es tarde para relacionarse con la tecnología, del otro lado de la pantalla existe un mundo por conocer lleno de beneficios. Adaptarse a la era 2.0 sirve para resolver problemas y mejorar la forma de entretenerse, comunicarse, informarse y desenvolverse.