El Consejo Deliberante de la ciudad de Córdoba ha aprobado una ordenanza que obliga a instalar vegetación sobre las cubiertas que superen los 400 m2 de superficie en el caso de edificios residencial y comerciales, y los 600 m2, en el caso de edificios industriales. El objetivo de la reglamentación es “generar una red de techos verdes que aumenten la absorción de CO2 en la ciudad, ayudando a su vez a disminuir y retardar el paso de las aguas pluviales desde las construcciones a los desagües urbanos”.

La norma incluirá un ‘manual de buenas prácticas’ para regular su diseño y construcción, y deberá aplicarse en edificios nuevos y existentes antes de un plazo de 3 años.

El alcance de la obligatoriedad de la iniciativa es para los distritos 1, 2, 3, 4 y 6 de la ciudad. Abarca al Centro y a todos los barrios pericentrales. El área está delimitada por Circunvalación al este; Capdevilla y Góngora al norte; Monseñor Pablo Cabrera, Costanera y Chancay-Riobamba al oeste; y Santa Ana, Río Negro y Cruz Roja-Malagueño al sur.

La ordenanza establece la creación de una comisión asesora a la que los constructores podrán consultar cómo implementar las cubiertas verdes. La Dirección de Obras Privadas será la encargada de verificar el cumplimiento de la ordenanza.

Se establece que se otorgarán beneficios impositivos, aunque los decidirá el departamento Ejecutivo. También se podrá utilizar el corazón de manzana hasta el 50 por ciento con una construcción de hasta cuatro metros.