No solo Instagram se llena de plátanos en esta era fit que viven las imágenes de la red social; la moda también. Suele pasar: las frutas cobran importancia en cuanto se acerca el buen tiempo. Lo hicieron las piñas estampado camisetas de moda y bañadores, también los aguacates y, ahora, es el turno del rey por excelencia de nuestras islas tropicales.

Para empezar, su color, junto al malva, es uno de los más relevantes de la temporada. Los amarillos más llamativos colorean trajes y vestidos para los que se atreven a vetar el negro en verano. Pero la verdadera obsesión llega con su silueta, esa que también cautivó algunas décadas atrás a Warhol a la hora de ilustrar el álbum de The Velvet Underground & Nico: camisetas, sudaderas, gorros, llaveros… los plátanos también quieren su revolución.

La firma danesa Ganni, una de las favoritas de las insiders de la moda desde el año pasado, ha utilizado el plátano en varios de sus productos. No solo en los más predecibles (camisetas o sudaderas), sino en llaveros, o en una de las piezas más nostálgicas de la temporada, el gorro de pescador o bucket hat.

Otras como Joie, con su camiseta de manga larga de Bananas, hacen lo propio. O la firma de camisetas más cool para las no parisinas que sueñan con serlo, Être Cécile, fundada por Yasmine Sewell, lleva los plátanos bordados en varias de sus camisetas.

Pero no solo de pequeñas marcas viven la fiebre ‘platanera’ en la moda. La pasarela también ha querido ensalzar la fruta tropical en desfiles tan relevantes como el de Prada (en forma de pendientes inspirados en los dibujos de cómic) o Fendi, donde el plátano funciona a modo de charm elaborado en piel y colgando de sus bolsos.