Aunque el nombre no nos suene tanto, Jan Koum, junto a Brian Acton, es uno de los fundadores de la aplicación de mensajería WhatsApp. Tras la venta de la misma al gigante Facebook, ambos se mantuvieron trabajando en la empresa. Pero en los últimos tiempos, Jan, ha visto cómo se ha puesto en duda la gestión que realizó sobre los datos de los usuarios, cuestión que motivaría su salida de la firma.

En un comunicado publicado en su perfil de la red social, Koum, ha explicado que se “toma un tiempo libre” para hacer otras cosas distintas a la tecnología, sin mencionar un motivo que justifique su marcha. El cofundador de WhatsApp, también señala que él y Acton empezaron esta aplicación hace casi una década, y que en la actualidad la gente la usa “en más formas de las que podrían haber imaginado”.

La dupla fue la que ideó el cifrado extremo, que evita que cualquier persona ajena a una conversación pueda acceder a su contenido. No obstante, y según informó el The Washington Post, parece que desde Facebook quieren reducir esa encriptación. El medio también señaló que la empresa tiene planes como los de introducir publicidad y cambiar la gestión de privacidad de los usuarios, fundamento que habría llevado a Koum a marcharse.

Acton, por su parte, abandonó la empresa en 2017, y tras el escándalo de Cambridge Analytica, fue una de las voces que instó a los usuarios de la red social a eliminar su cuenta en la red social.