Las Islas Caimán son un territorio británico ubicado a unos 740 kilómetros al sur de Miami, y a poco más de 260 kilómetros al noroeste de Jamaica. Este exclusivo destino, está compuesto por tres islas hermanas: Grand Cayman, la más grande de todas, Cayman Brac y Little Cayman, de muy fácil acceso entre sí. Las islas ofrecen una estratégica combinación entre playas, cultura, deportes acuáticos y gastronomía de primer nivel para lograr así una propuesta integral de descanso para ir en pareja, familia o entre amigos en un entorno de ensueño.


Uno de los principales diferenciales que presenta el destino es la facilidad para recorrerlo. Debido a su tamaño, es posible recorrer todos los atractivos de las islas que sean de interés del viajero durante la estadía, alternando entre caminatas, excursiones y transporte local. Tal es así que, al arribar al Aeropuerto Internacional Owen Roberts en Grand Cayman, es posible estar instalado en un exclusivo hotel con vista a la playa a solo quince minutos en auto de haber salido de allí.

Debido a su nutrida oferta gastronómica, caracterizada por la cocina internacional y exquisitos pescados y mariscos, las Islas Caimán son conocidas en la región como la “capital culinaria del caribe”, un concepto al que hacen honor a través de un circuito culinario que promete ser inolvidable. Es que este trio de islas cuenta con más de 200 restaurants para todos los gustos, que ofrecen tanto a locales como a viajeros una enorme diversidad y calidad. En Grand Cayman, luego de la puesta del sol, los turistas comienzan a transitar el camino entre la interminable área playera denominada Seven Mile Beach hacia los distintos distritos gastronómicos, repartidos a lo largo de toda la isla, en busca de una nueva experiencia cada noche.

Infundido con el verdadero sabor del Caribe, nada se compara a los exquisitos platos tradicionales, como el pescado frito y los buñuelos, acompañados de una enorme variedad de guarniciones locales. Como puede esperarse de una isla, el pescado fresco y los mariscos abundan y se pueden encontrar por toda la isla, especialmente en una amplia gama de recintos a lo largo de la playa que completan la experiencia con un paisaje de película. La propuesta típica que puede encontrarse en los restaurantes de la isla incluye el pargo o el dorado, entre otras deliciosas especies pescadas allí. Las variedades del mar son sazonadas con hierbas y especias locales, preparadas a la parrilla o fritas a la perfección. La tradición local indica que un domingo no sería domingo sin degustar pescados y buñuelos, tal es así que uno favorito de los favoritos de la gente es el tradicional Grape Tree Café en Bodden Town.

Además de los distintos restaurants disponibles a lo largo y a lo ancho de Caimán, una de las paradas obligadas es Camana Bay, un sector comercial a pasos de la costa y rodeado de palmeras, ideal para caminar en familia, pareja o amigos, especialmente durante la noche. Allí todos los miércoles tiene lugar el Flavour Tour, una exquisita propuesta a través de la cual un anfitrión te llevará a probar una selección de cinco platos preparados con ingredientes locales y los mejores cocktails para un maridaje perfecto, rotando entre diferentes restaurants del complejo.Durante el circuito pueden degustarse carnes, pescados y pastas gourmet, como los ravioles de mariscos con salsa a base de trufa. Al final de la noche, el anfitrión conduce a todo el grupo a West Indies Wine Company, una moderna vinoteca donde se puede elegir entre 80 exquisitos vinos de todo el mundo para disfrutar una copa luego de cenar.

Cada uno de los restaurants de Caimán cuenta con una propuesta y menú distinto al otro, por lo que a lo largo de la estadía allí, pueden probarse distintas variedades de la más completa gastronomía internacional. No pueden dejar de visitarse allí lugares como elegante Lobster Pot, donde sirven exquisitos platos o las deliciosas pastas con mariscos del tradicional Kurt’s Corner.

Dónde alojarse:

Si hay algo que tiene en común las distintas propuestas hoteleras de las islas es su nivel de calidad y un servicio de primer nivel, tal es así que los viajeros pueden contactar a la oficina gubernamental para conocer las propiedades registradas. La mayor parte de la hotelería se concentra en Grand Cayman, donde se puede descansar en exclusivas propiedades como el Caribbean Club, un imponente complejo boutique de lujo que cuenta con 37 suites de entre una y tres habitaciones que ofrecen vistas espectaculares de la Seven Mile Beach y todos los servicios que los viajeros más exigentes pueden requerir. Existen otras propiedades como Plantana y The Westin, que también cuentan con una ubicación privilegiada además de instalaciones y servicios de primer nivel.

Para quienes tengan la oportunidad de dedicar algunos días más en el destino, existen también distintas propiedades y hoteles en Cayman Brac, una cálida isla a pocos minutos de Grand Cayman que pertenece al territorio caimanés. En esta peculiar isla hermana, existe una nutrida variedad de actividades y turismo aventura, además de increíbles caminos para recorrer a pie y conocer la colorida flora y fauna local.

Double your pleasure: Caribbean islands off islands

La menor de las tres es Little Cayman, un pequeño territorio caracterizado por su sorprendente tranquilidad y playas íntimas de agua turquesa y arena blanca y fina, uno de los mayores atractivos que cautivan a los buceadores y amantes del agua. Allí existen distintas opciones para alojarse, la gran mayoría de los lugares cuentan con todas las instalaciones y servicios necesarios para practicar buceo, además del cálido asesoramiento característico de los locales. Algunas de las propiedades disponibles allí son el Little Cayman Beach Resort, Southern Cross Club, entre otras opciones disponibles para cada gusto y presupuesto.

Double your pleasure: Caribbean islands off islands
Tanto en términos de gastronomía, como en lo que respecta a hotelería y excursiones, las Islas Caimán se caracterizan por contar con un personal calificado y capacitado que brinda un servicio de primer nivel en todos los niveles de su propuesta turística. Esto puede notarse rápidamente al ser recibido en cualquiera de los pintorescos restaurants, o al primer instante tras cruzar la puerta de tu hotel con el equipaje en mano. Asimismo, la venta de artesanías y recuerdos regionales se encuentra enmarcada en espacios destinados exclusivamente para ello, lo que permite que la experiencia del visitante por las calles sea más organizada y amena.

Las Islas Caimán ofrecen una propuesta que particularmente resulta muy atractiva para los turistas de nuestro país: diversidad culinaria de primer nivel, playas de ensueño y, un detalle no menor, gran cercanía a Miami. Es que conectar un viaje con Islas Caimán desde Miami es tarea sencilla, ya que existen vuelos regulares entre las islas y la “ciudad del sol” que las unen en poco más de una hora, lo que suma una enorme motivación para concretar un viaje para el recuerdo a la imperdible capital culinaria del caribe.