En el pasado, antes de que el internet estuviera al alcance de todos, las empresas tenían que enfrentar los altos costos que implicaban largos procesos de reclutamiento y selección, debido a las dificultades para llegar a los candidatos idóneos de manera fácil, rápida y efectiva.

 

Por: Esteban Mata

Publicaciones sobre las ofertas de empleo en revistas especializadas y anuncios en el periódico fueron, durante mucho tiempo, los mecanismos comúnmente utilizados por los empleadores de aquel entonces, y, aunque en la actualidad siguen siendo una opción válida para atraer candidatos, representan métodos y estrategias cada vez menos utilizadas.

La aparición del internet trajo consigo, a través del tiempo, la creación de los primeros sitios web cuya finalidad era la promoción de ofertas de empleo. Poco a poco, estos sitios se fueron especializando cada vez más, favoreciendo una disminución de la distancia entre las empresas y el talento humano requerido.

Con la expansión del internet, la creación de las redes de contacto virtuales y los nuevos sitios dedicados exclusivamente a temas de oferta y demanda laboral, se generó una nueva oleada que cada vez más iría ganando terreno entre las principales estrategias para desarrollar de forma efectiva los procesos de atracción del mejor talento.

Por otro lado, miles de candidatos han encontrado, en todo este avance tecnológico, un aliado a la hora de desarrollar los procesos de búsqueda activa de oportunidades laborales, acercándolos cada vez más al mercado laboral meta.

Las bases de datos especializadas y las redes de contacto profesionales tales como Glassdoors, LinkedIn y Opportunity, entre otras, se ponen a favor de las organizaciones facilitándonos la posibilidad de conocer aspectos de la vida profesional de estos posibles candidatos, y, por otro lado redes sociales tales como Facebook, Twitter e Instagram nos permiten un acercamiento a la realidad fuera de la vida laboral y escolar, brindándonos la oportunidad de conocer un poco más acerca de quiénes podrían, eventualmente, convertirse en parte de nuestro recurso humano.

Es de esta forma que el internet, con cada una de las herramientas que conlleva, nos presenta de manera oportuna, una nueva forma de conectarnos con el medio, de acortar distancias y de generar nuevas posibilidades para el desarrollo de carrera.