A medida que la tecnología continúa miniaturizándose y se vuelve más inteligente y conectada, va creando todo un nuevo mundo de experiencias y soluciones inmersivas que transforman rápidamente el sector y estimulan su crecimiento.

Cada primavera y cada otoño, el mundo de la moda y sus seguidores vuelven sus miradas a la pasarela para ver los nuevos diseños, descubrir nuevas tendencias y celebrar el minucioso trabajo de los diseñadores. Como las propias estaciones del año, el mundo de la moda está sumido en un constante estado de evolución, y los cambios no se limitan a las propias prendas. La industria está sufriendo una transformación a manos de la tecnología, lo que nos llevará a una evolución radical en nuestra forma de entender el mundo de la moda.

A lo largo del último mes, la tecnología de Intel ha dado el salto a las pasarelas de Nueva York y París, en sus respectivas Semanas de la Moda para la temporada primavera/verano de 2017. En Intel, continuamos cimentando nuestra posición como partner líder en el mundo de la moda, ofreciendo innovaciones revolucionarias. Mediante colaboraciones con empresas innovadoras del sector, desde Intel buscamos revolucionar y expandir la industria de la moda, dotándola de tecnologías inteligentes. Desde nuevas formas de ver y entender los desfiles hasta hermosos accesorios con conectividad, pasando por soluciones que mejoran la experiencia de compra, las nuevas tecnologías están permitiendo a la moda entrar en su momento más innovador y sorprendente.

Durante años, la Semana de la Moda ha estado dominada por la élite del sector. Sin embargo, las nuevas tecnologías están llevando al sector a reinventarse. Este año, con motivo de la Semana de la Moda de Nueva York, Intel e IMG han contribuido a democratizar el acceso a la moda a través de la realidad virtual, llevando a espectadores desde el salón de su casa a la primera fila de 13 desfiles de modelos, todo ello en directo. Esta experiencia, posible gracias a VOKE, no solo ha permitido a varios diseñadores, entre los que se cuentan Erin Fetherston, Prabal Gurung y Marissa Webb, compartir sus innovadores diseños con los exclusivos invitados, sino que les ha brindado la posibilidad de entablar un diálogo con públicos emergentes y aficionados a la moda de todos los rincones del planeta.

En una revolucionaria mirada al concepto del monitor de salud que lo ha centrado en la salud integral y bienestar integral del usuario, el diseñador de lujo TOME ha presentado un brazalete y un bolso conectados y sostenibles desarrollados con tecnología Intel. El brazalete brinda al usuario la capacidad de estar conectado en todo momento, mientras que el bolso detecta la temperatura, gases tóxicos y la presión barométrica, para luego enviar alertas informativas al usuario. BAJA East, los diseñadores pioneros del “lujo relajado”, han ilustrado cómo la tecnología tiene cabida en las prendas cotidianas, mostrando un calzado con conectividad basado en tecnologías Intel, capaz de monitorizar e interpretar mediciones del estado de forma del usuario.

Intel también ha colaborado con ByReveal y The Shop con motivo de la Semana de la Moda de Nueva York (NYFW), con el fin de ilustrar el potencial del análisis de datos, que está revolucionando la experiencia de compra en comercio físico, y haciendo posibles nuevos servicios para el usuario. Estas tecnologías abren las puertas a enormes oportunidades para los comercios del sector de la moda, permitiéndoles entablar un diálogo con sus clientes a través de datos que les ofrecen más información sobre sus hábitos de compra, redundando así en una mayor fidelidad de marca y una mayor eficiencia en su actividad comercial.

Tras los éxitos cosechados en la NYFW, Intel se ha adentrado en el mercado europeo de la moda a través de su colaboración con el prolífico diseñador Hussein Chalayan. Durante el desfile de Chalayan con motivo de la Semana de la Moda de París, presentamos gafas con biosensores y cinturones que trabajan en conjunción con las gafas, ofreciendo a quien los viste mayor información y la capacidad de gestionar su estrés de forma proactiva. El resultado no solo ha sido una experiencia visual increíble para los asistentes, sino que ha representado un emocionante paso adelante en la creación de wearables que confieren al usuario la capacidad para comprender y responder mejor ante el mundo que lo rodea.

A lo largo de los últimos siglos, la transformación de la industria de la moda a manos de la tecnología – el paso del vidrio a las gafas, de los relojes a los relojes de pulsera y la invención de la máquina de coser – ha sido fundamentalmente un proceso gradual, en pequeños incrementos. Sin embargo, a medida que la tecnología continúa miniaturizándose y se vuelve más inteligente y conectada, va creando todo un nuevo mundo de experiencias y soluciones inmersivas que transforman rápidamente el sector y estimulan su crecimiento. Esta revolución contribuirá además a cambiar nuestra forma de entender la ropa y los accesorios, que pasarán de ser meras prendas que nos ponemos, a convertirse en objetos que mejoran activamente nuestro día a día.

Intel quiere seguir siendo el partner líder para la industria de la moda y contribuir a seguir creando un ecosistema. Ahora que la Semana de la Moda ha tocado su fin, podemos decir que estamos entusiasmados con cómo ha acogido el secctor este cambio de paradigma tecnológico y por cómo muestran más entusiasmo que nunca ante el papel de Intel como agente de cambio en el mundo de la moda.

Por Sandra E. Lopez, vicepresidenta del New Technology Group y supervisora de las relaciones estratégicas e iniciativas de desarrollo comercial de Intel, como parte del New Devices Group de Intel Corporation