Tras la reciente  desaparición del diseñador francés Hubert de Givenchy, la moda pierde a uno de sus grandes referentes. Recordemos  que vistió a personalidades como Jackeline Kennedy, Carolina de Mónaco y la actriz Audrey Hepburn, íntima amiga del modisto. Sin duda, las celebridades que vistieron sus prendas ejercieron una importante influencia en la moda, cada quien en su tiempo.

Así como hay tendencias clásicas, que pueden ser cíclicas en la moda, también hay novedades. De esta forma nace el estilo Sporty Chic, en el cual, como su nombre lo sugiere, predominan el uso de elegantes atuendos deportivos. En la pasarela de Nueva York esta tendencia se introdujo en 2012. Sin embargo, fue en los desfiles de primavera-verano de 2014 que se lanzó este nuevo estilo, una mezcla de sport y casual. Lucía Batallas, experta en moda y vocera de Superga, marca italiana de calzado en este estilo, afirmó que el Sporty Chic ha tomado auge porque “es  una tendencia de vestir casual y  también cómodo. A la gente le gusta lucir deportiva sin perder lo chic o fashion”.

El Sporty Chic también ha motivado a importantes celebridades de la farándula y la política. Actores como Brad Pitt, Jennifer Aniston y hasta Michelle Obama, lo han usado en eventos, lo  que los convirtió en los primeros influencers de este estilo.  El término influencer (influenciador) se aplica a una persona con credibilidad en cierto campo y que es buscada por empresas para visibilizar sus productos.  Pero en el mundo de la  moda, no solo las celebridades han sido solicitadas, también hay influencers que son emprendedores creativos, que se ganan un espacio  a través de la escritura de blogs o en YouTube.

La Revista Forbes publicó en 2017 una lista de los ‘10 influencers de moda más importantes del mundo’. Entre ellos, se encuentran empresarias como Chiara Ferragni, la bloguera Danielle Bernstein, la activista Nicolette Mason y la coreana Jenn Im por su canal de YouTube. Todos, con millones de seguidores en sus redes sociales, y quienes están atentos a las sugerencias de moda, fungen como “predicadores” de las tendencias y estilos de vestir en el mundo. Muchas empresas de moda consideran a sus influencers como ‘evangelizadores’, porque son quienes exponen de manera pública todos sus productos en diversos ámbitos.