Históricamente las mujeres han sido tachadas de malas conductoras, ya sea por estereotipos o comentarios pesados, pero las estadísticas han demostrado que no son más que mitos. A continuación te lo explicamos:

1- Las mujeres no saben conducir

Es común escuchar que manejar “es cosa de hombre”. Esto es falso, las estadísticas han señalado que el sexo femenino es mucho más cuidadoso al momento de conducir. Que mantienen una velocidad constante, sin forzar el coche, no dan frenazos o aceleran innecesariamente, además de contar con mayor prudencia al mantener la distancia de seguridad, realizar maniobras y estacionar en lugares adecuados.

2- Son un desastre al estacionar

Sobre esto hay muchos chistes, pero lo cierto es que un gran número de mujeres se han preocupado en aprender educación vial, y estacionar bien un auto consiste en la experiencia y habilidad de cada persona. Un estudio de la Universidad de Ruhr, en Bochum (Alemania), señaló que las mujeres son más precavidas, por lo que tardan algunos segundos más en aparcar.

3- No pueden comprar sus propios automóviles

Esto es absurdo. Según dicen es más fácil que el vendedor le explique las bondades de un modelo u otro de un carro a un hombre que a una chica. Esto solo indica un problema de prejuicios, un buen vendedor debería atender a todos sus clientes por igual, sin importar su sexo.

4- Son más peligrosas

Estadísticas han demostrado que hasta el 70% de los infractores son hombres y que las mujeres tienen menor siniestralidad. Además, en algunos países hay planes especiales de aseguradoras para mujeres, pues estudios han demostrado que estas corren menos riesgos. Otra cosa a tomar en cuenta es que muchas mujeres revisan su coche antes de encenderlo.

5- Problemas para ubicarse

La tecnología ha avanzado y con ella la llegada del GPS. Las aplicaciones móviles y los navegadores sirven de guía al momento de ubicarse, pero algunas personas aún creen que todo depende de un mapa, pero el seguir indicaciones no depende de ser hombre o mujer.