Los hogares modernos tienden a ser simples, actuando como un lienzo blanco para que sus habitantes los decoren con muebles que reflejan la moda del momento. El modernismo, que data del siglo XX, se caracteriza por el uso de formas atrevidamente elegantes, mucho vidrio y una simplicidad radical. Por su funcionalidad, las casas modernas llegaron a ser conocidas como “máquinas para vivir”. Hoy en día, estas combinan diseño con elementos que las hacen lo más funcionales posible. Es difícil encontrar el equilibrio, pero con algo de creatividad, cualquiera puede convertir su interior en habitaciones modernas y originales.

Para la arquitecta Cinthia Pérez un espacio moderno debe ser sintético en la definición del espacio, es decir, deben utilizarse pocos muebles y solo los elementos de diseños necesarios para lograr armonía: “El concepto minimalista de líneas puras sería el elegido para un espacio moderno.  Por otro lado, la utilización de la nueva tecnología y materiales actuales que nos dan posibilidades nuevas. Por ejemplo piso de porcelanato imitando la madera para lugares de alto tránsito. Nuevos cerramientos sin divisiones estructurales. Sistemas de cortinas de control solar a control remoto, entre otras”, señala Perez.

Al diseñar una casa, es importante pensar como es y será tu vida en los próximos años, de esa manera podés adecuar tu hogar a tus actividades y pasaría a ser realmente un espacio de descanso y placer.  Si eres una mujer profesional empresaria y ejecutiva, es necesario que tu casa sea acorde a tu estilo. Una casa moderna tiene líneas rectas y colores frescos y básicos. El color puede ser añadido más tarde a través de la decoración, que se puede cambiar constantemente para adaptarse a las últimas tendencias. Así que sigue un diseño inicial claro y simple, y deja la experimentación para más adelante.

Por otro lado, la luz es crucial. Las viviendas modernas apuestan a que la luz natural entre en las habitaciones, en vez de darle ese papel a la iluminación artificial. La idea es que los espacios disponibles parezcan acogedores y luminosos, no cerrados. Por esto, el color es igual de importante: “El diseño del proyecto lumínico es un punto fundamental en un espacio moderno. La nueva generación de lámparas y tiras leds nos da una gama muy interesante de posibilidades para una ambientación actual”, afirma la arquitecta.

Con respecto a los muebles, debes tener en cuenta que el espacio también es vital. Es fundamental tratar de evitar el desorden siempre que sea posible. El mueble es un elemento funcional doméstico pensado y diseñado para favorecer la comodidad y facilidad del uso de los espacios al ser humano atendiendo a sus necesidades cotidianas. El diseño moderno, implica entender el concepto minimalista, que se caracteriza por la simplicidad de formas en cuanto a su diseño y también por su funcionalidad

El prestigioso diseñador Diego Novillo se caracteriza por líneas simples pero que además sean multiuso, en la creación de muebles a medida y personalizados, es decir, muebles que puedan adaptarse a los diferentes momentos que tiene su poseedor: “El desafío de un mueble moderno de diseño personalizado está en la creación simbiótica entre el espacio y el propietario. Es decir, va más allá del mueble en sí. Difiere de muebles en serie por que fueron pensados para el espíritu de una persona… Las funciones que puede cubrir son una forma de simplificarte la vida amablemente en un espacio agradable a la vista de serenas vibraciones y común a todos”, expresa Novillo.