Hoy vamos a profundizar en una gran habilidad que los verdaderos líderes conocen, entienden y aplican en su vida cotidiana, principalmente en aquellos momentos claves, donde más necesitan alejarse de sus pensamientos y emociones negativas.

El Auto-boicot

Es un concepto psíquico que atenta básicamente contra la consecución efectiva de los objetivos. Porque altera directamente a ese proceso mental que es saber de antemano que las cosas saldrán bien, lo que se conoce como: Confianza.

Una definición simple de líder podría ser“una persona efectiva”, lo que significa que es extremadamente comprometido con lo que se propone alcanzar y sabe bien que caer en una madeja de pensamientos negativos, es lo más inútil que puede hacer a la hora de ir tras la consecución de los objetivos que se propone.

Todos hemos sentido en algún momento de nuestras vidas en ciertos momentos claves, antes de un examen, antes de una operación, antes de un viaje en avión, antes de ir a la conquista de una pareja, antes de una entrevista de trabajo, etc. nos invade en ciertas ocasiones un tipo de dialogo interno negativo que nos hace pensar: Y si no sale bien? Podré hacer esto yo? Y si me dice que no? Y si repruebo? Y si me despierto en medio de la operación? Y todo tipo de pensamientos negativos que engloban el concepto de “Auto-boicot”.

Debemos saber que es necesario eliminar ese proceso que se genera muchas veces de manera inconsciente, o consciente en algunos casos de falta de autoestima o confianza extrema.

Darnos cuenta del surgimiento de tales pensamientos nos ayuda a mejorar, debemos reconocer que tiene algo positivo: No está ya tan oculto. Lo cual significa que algún tipo de control podremos ejercer. Al menos al observarlo mentalmente un poco de distancia podemos marcar, estaremos de esta manera menos apegados a ellos. Porque el problema no es el surgimiento de dichos pensamientos, el verdadero problema es nuestro apego hacia ellos, creer en ellos. Cuando creemos en ellos les damos poder sobre nosotros, y ahí es donde todo lo que hagamos sale como nuestro pensamiento lo deseó, no nosotros.

Lo que llamamos autoboicot, fue estudiado por la psicología y es un mecanismo de defensa de nuestra mente, sucede cuando el sistema psíquico no permite la existencia y la expresión de sentimientos hostiles hacia los demás, entonces los impulsos negativos pueden dirigirse hacia uno mismo, esta agresividad produce sentimientos de culpa, cometer errores o incluso auto-lesiones.

El nivel más grave de auto-boicot es cuando a la persona la asaltan pensamientos negativos que lo desmotivan e incluso llegan a paralizarla y no llega a percibirlos, en algunos casos tiene que ver con la evolución de su conciencia, la madurez mental, mensajes propios de la crianza, en fin… diversos motivos.

Comencemos aclarando que es sumamente difícil (aunque no imposible) más en edad temprana, descubrir los estados equivocados en uno mismo, pero como primera idea global vamos a decir que lo más importante de hacer para eliminar el auto-boicot espurificar nuestrospensamientos actuales, debido a que ellos atraen nuestra vida exterior. No otra cosa.

La autobservación y el auto-conocimiento son los dos caminos para purificar nuestros pensamientos actuales.

Una vez más puros en pensamientos, esto significa que nos comienzan a surgir naturalmente pensamientos positivos, recién ahí podremos pretender atraer una vida exterior más placentera.

Debemos saber que en el cambio de nuestros estados interiores, se encuentra el secreto:

Es clave potenciar ciertos estados y no alimentar a otros, de esta manera podremos cambiar nuestro vínculo con los sucesos del mundo exterior.

En que radica esta importancia? En que si un estado interior es el adecuado, nada en la naturaleza del suceso exterior puede dominarnos. Fortalecer nuestro estado interior nos prepara para enfrentarnos al afuera. El dialogo interno negativo nos debilita y nos hace vulnerables al evento exterior, nos saca poder frente al mundo y este hace lo que quiere con nosotros.

Los pensamientos auto-boicoteantes no provienen de nosotros, no son de nosotros, pero si provienen, tal como afirman los psicólogos,  de algún “Yo” negativo en nosotros, esta idea es liberadora:

Si no tomamos como propios a esos pensamientos, solo ahí podremos verlos, cuestionarlos, restarles importancia y eliminarlos.

Los budistas practican el desapego en busca de la erradicación del sufrimiento. La idea central que proclaman es que cuanto más nos identificamos con algo más esclavos somos de eso, sea esto material o solo simples pensamientos.

“Debemos desapegarnos de nuestros pensamientos negativos para eliminar el auto-boicot”

No hay que aceptar de ningún modo dichos pensamientos negativos, un gran líder ya no los tiene, sabe que impulsarlos y apegarse a ellos significa estar aferrado a algo sin sentido alguno.

No hay posibilidad de escapar de sus efectos hasta tanto no nos libremos de ellos.

Ese instante de poder percibir en nuestro ser el efecto de algún pensamiento negativo, se asemeja a que nos alumbre una especie de luz, la luz de la conciencia, que se enciende para permitirnos observarnos a nosotros mismos y nos invita a la mejora, hacia un camino de desarrollo interior.

 

Mariano MendenezMariano Menéndez – Profesional en el área de Market Research. Actualmente se desempeña como Business Executive Sr. en la Compañía “CCR Latam”. Fundador de “Strategy”, consultora especializada en desarrollo profesional. Coach, Consultor y Conferencista Internacional especializado en Liderazgo y Conducción de Equipos de Alta Performance. Autor de los libros “Liderazgo y Estrategia Comercial”, “Líderes de la Nueva Era” y “Equipos de Alto Rendimiento” (2016).