El aparato -que carga dos salvavidas accionados por brazos robóticos- realizó esta mañana su primer vuelo en el balneario La Florida, sobre el Río Paraná.

El primer dron salvavidas de Latinoamérica, desarrollado por iniciativa de la Municipalidad de Rosario y la empresa de innovación tecnológica BlackPony, comenzó a operar hoy en un balneario de la ciudad santafecina, donde se usará para ayudar a los guardavidas en tareas de vigilancia y de salvataje.

El aparato -que carga dos salvavidas accionados por brazos robóticos- realizó esta mañana su primer vuelo en el balneario La Florida, sobre el Río Paraná, donde colaborará en tareas de rescate y vigilancia como complemento de los guardavidas.

“El dispositivo tiene la capacidad de despegar en dos minutos desde una plataforma elevada junto a los puestos de los guardavidas y posee una autonomía de 25 minutos de vuelo, lo que le permite cruzar el río Paraná al menos dos veces y volver a la base para reemplazar la batería”, explicó Lisandro Martínez, integrante de la desarrolladora BlackPony.

El primer dron salvavidas de Latinoamérica comenzó a operar en un balneario de Rosario.

“El dron puede volar con vientos de hasta 30 kilómetros por hora y también bajo la lluvia, porque su cuerpo, que pesa seis kilos y puede llegar a cargar aproximadamente 10 kilos en total, le permite conservar estabilidad en esas condiciones”, señaló.

Por la regulación legal, el aparato tiene un rango de vuelo determinado por la llamada línea de vista, “que le permite al guardavidas cubrir todo el balneario sin problemas”, aunque “el rango del equipamiento da mucho más”, apuntó el desarrollador.

Por su parte Lucas de La Torre, presidente de Costanera Rosario, recordó que “la idea fue de asistencia y complementación de las operaciones que ya se desarrollan en la costa, y nuestra idea del lado del desarrollo es la implementación de tecnología de avanzada para la asistencia y complementación de los trabajos existentes que realizan los guardavidas”.