Una de las primeras imágenes que se nos viene a la mente al pensar en Van Gogh es, con permiso de sus girasoles y sus retratos, la famosa habitación en la que dormía en Arlés.Ahora es posible adentranos del todo en ese universo mágico de una de las pinturas más reconocibles de todos los tiempos y hasta echar una cabezadita en la cama del pintor.

El Art Institute de Chicago ha construido una réplica a tamaño natural del dormitorio y es posible alquilarla en Airbnb por 10 dólares (menos de 10 euros) la noche. La habitación fue creada para promover una nueva exposición que réune por primera vez en Norteamérica las tres versiones del cuadro que hizo Van Gogh y que abrirá sus puertas al público desde el 14 de febrero hasta el 10 de mayo.

Habitacion2

El único problema para pasar una noche como las que viviera el pintor en la localidad francesa es que todas las fechas están cogidas. Nos tendremos que conformar con admirar la realista réplica:

 

Habitacion3

Habitacion4