Por Marcela Temes I dirección@w.revistali.com

Por Marcela Temes I dirección@w.revistali.com

Recuerdan esa película ¿ Dónde estas amor de mi vida que  no te puedo encontrar? era la historia de una mujer y un hombre que se conocen a través de un programa de radio que se dedicaba a unir en parejas, a sus solitarios oyentes ( en esa época no había internet)  Yo era una estudiante de psicología cuando la pusieron en cartelera y pensaba que título tan largo. . .Tan largo que ocupo años de mi vida encontrar una respuesta.

Cuando una decide terminar  una relación, desesperadamente pareciera que cae a un abismo. Una  siente que el amor esta ahí apretándonos contra una pared donde el sentimiento es “él o yo” sin embargo muchos te preguntan  ¿ conociste a alguien? o él se enamoro de otra? Porque pareciera que solo vale el refrán “ Un clavo saca otro clavo” pero como dijo un día mi amiga Cinth, si sale un clavo que no sea para que entre otro clavo…y es cierto.

Lo difícil de separase es que muchas veces uno no quiere separar todo, no puede arranar los años vividos con esa persona, los sueños que compartió o que al menos intento vivir con el otro

Lo difícil de separase es que muchas veces una no quiere separar todo, no puede arranar los años que vividos con esa persona, los sueños que compartió o que al menos intento vivir con el otro. Una no puede desprender todo y decir ahora soy libre… porque la libertad, solo está dentro nuestro. Recuperar el alma y volver a creer en una misma, en los sueños propios, en las posibilidades, en el amor, es un trabajo que nos lleva tiempo. Saber que ya no dormiremos juntos después de tantos años,duele y tal vez debemos confrontar con el miedo y dejar que duela. Saber que no todo se pierde y que muchas cosas nuevas están por venir si logramos soltar y aprender a encontrarnos nuevamente.

El camino hacia al verdadero amor es difícil, porque nos confundimos  buscando el amor fuera de una. Te anotas en una pagina y miras fotos de personas, miras y pones” me gusta” o “no me gusta” como si se tratara de eso, como si fuera tan simple encontrar afuera lo que no encontramos en nosotras mismas. y que el amor que buscamos afuera llegará solo el día que estemos plena de amor por nosotras mismas.

Hace un tiempo, caminando por la Av. Corrientes y buscando esos tesoros de la literatura que solo allí encuentro porque alguien olvido de comprarlos, descubrí a Debbie Ford. No casualmente, Debbie había sido discípula de Chopra, mi primer maestro espiritual. Con mucho trabajo y tomandome muchísimo tiempo leí su “Divorcio espiritual”, un libro que se transformo casi en una Biblia – Yo que me había  formado como terapeuta de familia y pareja, no había aprendido que el primer amor estaba en nosotros y sin él nada era posible, ni siquiera el divorcio con nuestra pareja.

“El divorcio hace temblar nuestros cimientos, hace que nos sintamos solos, heridos, furiosos, desesperados y vacíos” Debbie Ford

El divorcio hace temblar nuestros cimientos, hace que nos sintamos solos, heridos, furiosos, desesperados y vacíos. Pero, en Divorcio espiritual, Debbie Ford nos muestra cómo puede transformarse en una experiencia profundamente enriquecedora si somos capaces de comenzar un camino hacia nosotros mismos.

Seguramente eso es lo que nos asusta descubrir que la felicidad en nuestra vida depende exclusivamente de nuestras acciones, de nuestra capacidad y voluntad de amarnos. No hay a quien culpar, a quien reprochar y ni a quien buscar.

Amarnos significa darnos la oportunidad de descubrir el gran potencial y la grandeza que llevamos dentro. Es aceptarnos tal cual somos. Es ser honestas y comprometernos con nuestra vida, tener en cuenta nuestras necesidades para respetarnos y querernos por el simple hecho de ser quienes somos.

Y ese es el verdadero camino que debemos hacer para encontrar el amor. En el editorial anterior escribí la importancia de perdonarnos. Bueno amigas ahora es tiempo de amarnos! Basta de pensar en los demás desmedidamente. Hay alguien que nos necesita y Está Aquí, ahora mismo nos mira mientras leemos; nos acompaña todo el tiempo. Necesita de nuestro cuerpo sano para sostenernos,  nuestra alegría para crecer,  nuestros sueños cumplidos para seguir nutriéndose y nuestro profundo amor, para amarnos y amar tal cual somos.

Comencemos hoy mismo a darnos lo que merecemos. Preparemos una cena especial y abramos un champagne o un vino o el jugo de frutos preferido. Cocinemos un plato especial y busquemos ropa cómoda y bella. Prendamos una vela, busquemos nuestra canción ( ¿ porque uno siempre busca la canción que le hace recordar a alguien y no la propia?) y no nos olvidemos que haya una flor en la mesa porque esa mesa “es nuestra”. Vamos a celebrar que nos enamoramos de nosotras y que firmaremos el compromiso de amarnos por el resto de nuestra vida. Porque este amor no debe terminar.  Y luego vestidas con la mejor ropa de cama. Vayamos a dormir en paz. Porque por fin encontramos el amor que estábamos buscando.

Recuerdan la frase de Samantha en la película “Sex and the city” “te dejo cariño, te amo pero más me amo yo”?  Nos parecía egoísta, verdad ? bueno no lo era. Seguramente al escucharla  no eramos capaces de hacer semejante acción por nosotras mismas. Hoy sí. Pensemos que si no podemos respetar nuestro amor ¿quien podría amarnos?

Hagámoslo ¡ La cena esta lista. Hasta la próxima.