La reputación de las empresas está cayendo. Esa es la principal lectura que se desprende del mayor estudio de reputación corporativa presentado por la compañía especializada en reputación Reputation Insitute, el RepTrack 100. Según el estudio, el 58% de las empresas del ranking han experimentado una caída en su reputación, lo que supone la primera disminución generalizada desde el final de la “Gran Recesión”.

“La burbuja de la reputación ha estallado. Las empresas han bajado un promedio de 1,4 puntos a nivel mundial, lo que representa el primer declive importante en este área desde la Gran Recesión”, según ha apuntado Stephen Hahh-Griffiths, Socio Ejecutivo y Director de Investigación de Reputation Institute.

“Hay una creciente crisis de confianza en el mundo, especialmente entre las grandes compañías que obtienen ganancias récord”, comentó Hahn-Griffiths. “Estas empresas son cada vez más juzgadas en aspectos de moralidad y ética. Hoy en día, las compañías son más analizadas en función de su implicación en causas sociales, de cómo se comportan, de sus valores para toda la empresa y de la cultura interna que crean; ya no sólo se mide lo que hacen o cómo lo hacen”.

Top10 de las empresas con mejor reputación del mundo:

  • 1. Rolex
  • 2. LEGO Group
  • 3. Google
  • 4. Canon
  • 5. The Walt Disney Company
  • 6. Sony
  • 7. Adidas
  • 8. Robert Bosch
  • 9. BMW Group
  • 10. Microsoft

Entre los resultados generales, se observa cómo las compañías que más puntos han subido este año en el ranking top100 son Samsung (+44), LG (+22), Nestlé (+21) y Netflix (+16). En el caso contrario, las empresas que han experimentado mayores caídes han sido Apple (-38), Daimler (-32), J&J (-28), AMINbEV (-27) y Estée  Lauder (-26). El sector mejor parado es el de las industrias orientadas al consumidor, presente en seis compañías del top10. Las categorías peor clasificadas son Hospitality (-16), Transporte (-13)y aerolíneas (-12).

“Es destacable el creciente interés y observación del comportamiento y actividad de los CEOs. Esto influye fuertemente las tendencias de reputación”, ha dicho Hahn-Griffiths. “Más allá de las declaraciones sobre beneficios de la compañía, es necesario que la voz del CEO sea escuchada y se asocie con asuntos que importen a la sociedad. Los resultados muestran que la reputación del CEO puede tener un impacto significativo en la percepción de una empresa”.