A fin de cuentas ¿cuál es la mejor inversión? Desgraciadamente no existe una respuesta 100% precisa para esta pregunta, pero sí una oportunidad de encontrar el mejor camino (o la mejor explicación) para cada sueño, para cada persona. Acompáñanos.

Reserva financiera
Antes de siquiera pensar en invertir, es fundamental crear una reserva financiera. A través de tu reserva será que podrás estar cómodo y seguro de que los imprevistos serán atravesados sin grandes dificultades. La reserva financiera mantendrá tu estilo de vida en los momentos de dificultad. Así, las decisiones que en ese momento cobran importancia, podrán ser tomadas con tranquilidad.

La libreta de ahorro vigente en algunos países y que posee liquidez inmediata y exención de impuestos, es una buena alternativa para que destines tu reserva financiera.455023041

Sueños a corto plazo
Para invertir es importante ajustarte a tu presupuesto financiero. Pensar en invertir con deudas no es la mejor alternativa. Ya aclarado esto, es importante recordar que para realizar un sueño, uno de los componentes más importantes es el factor tiempo. Cuanto menor tiempo, menor deberá ser la exposición al riesgo.

Por eso, si tu horizonte es corto -algo así como un año- lo recomendable es aplicar para inversiones de renta fija, así no correrás el riesgo de perder lo que estás invirtiendo. Recuerda tener en cuenta para cualquier tipo de inversión, los impuestos, tasas y la inflación del período. Tu rentabilidad real solo podrá ser comparada después de consideradas estas variables.

Sueños a largo plazo
Entre los inversores existe una percepción bastante diversificada del tiempo. Hasta hace poco tiempo, por razones económicas era imposible hacer una planificación a largo plazo. Algunas economías vivieron -o viven- largos períodos con superinflación, que corroía el poder de compra. Por regla general, el dinero necesitaba ser gastado lo más rápidamente posible.

Pero los años pasaron y, felizmente, algunas de estas situaciones cambiaron. Hoy, es posible usar la planificación financiera para pensar y construir un futuro. Un buen ejemplo de ello es invertir en tu retiro, cuando todavía eres joven. Cuanto mayor el tiempo, más las opciones de diversificación que existen y pueden ser consideradas -inclusive las de renta variable- como una buena oportunidad de conquistar buenas rentabilidades a largo plazo.

Invertir en conocimiento
Independientemente del tiempo, una inversión que siempre será importante es aquella que trae enseñanzas y nuevas experiencias. Puede ser un curso, un posgrado o tan solo la oportunidad de conocer un poco más sobre mejores formas de invertir, lo importante es buscar siempre el conocimiento necesario para que puedas hacer más y mejor con tu dinero, hoy y siempre.