El paso del tiempo es inevitable, y con ello la piel suele perder su elasticidad. La grasa que se forma debajo de la barbilla y por arriba del cuello es más conocida como la papada, un problema estético para muchas mujeres .

La piel de la papada posee pocas cantidades colágeno y elastina, dos proteínas que no deben faltar para que se mantenga firme. Asimismo, esta parte de la epidermis es pobre en glándulas sebáceas, por lo que se suele deshidratar fácilmente.

Es a partir de los 35 años que empieza a disminuir el colágeno y empieza aparecer los primeros signos de envejecimiento.

Según un estudio publicado en la revista Plastic and Reconstructive Surgery indicó que mientras más pasa el tiempo, la mandíbula, o maxilar inferior, tiene cambios y pierde masa, lo que provoca que tenga menos soporte para los tejidos de la parte inferior de la cara y cuello. Lo que ocasiona la papada.

Para reducir la papada sin acudir al cirujano,te decimos los trucos que debes realizar:

  • Movimientos de cuello de unos 10 minutos aproximadamente.
  • Masticar chicle, es un ejercicio que te ayudará a fortalecer la musculatura.