Clasificación del editor

9
Ambiente
9
Servicio
8
Relacion Calidad Precio

Sin dudas un lugar esquisto, para exigente. Ideal para parejas o pequeños grupos de amigos.

Chilá se destaca  por  los grandes platos y los pequeños detalles, los panes saborizados (de maíz, de mostaza de Dijón, de frutos secos, de roquefort, de focaccia, etc) hasta el appetizer de cortesía, nos recordarán una y otra vez que estamos ante el mejor. Y la originalidad y el sabor de sus platos son la verdadera estrella. Se puede optar con un menú de pocos o muchos pasos o también ordenar a la carta.

Teniendo en cuenta el tamaño de las porciones, se hace necesario además del principal, entrada y postre, por lo que se  duplica el valor promedio (ya abultado) de cualquier sitio.

Se puede comer muy bien disfrutando de una mesa junto al dique del río, lejos de otros comensales, y en un ambiente bello, silencioso, lleno de paz y privacidad. Porque en Chilá, además de su excelente gastronomía, son esos los detalles que marcan la diferencia y justifican en cierta medida la cuenta final.