Esta mujer mexicana, es licenciada en Ciencias Computacionales del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey. Desde 2000 y bajo su dirección, la compañía, Softtek, ha crecido más del 300% en cantidad de colaboradores y un 400% en utilidades. Forma parte de los consejos de WalMart México, Fundación para la Ciencia de los Estados Unidos y México, Universidad de Monterrey y Tec Milenio.

Hoy  Blanca Treviño es considerada como la emprendedora mexicana que ha conquistado al mundo la Tecnología de la Información (TI).

Durante su participación en el Primer Foro Mujer Emprendedora Latam, el cual fue organizado por Mujeres del Pacífico en la ciudad de Santiago, en Chile, la empresaria mexicana destacó el papel que juegan las empresarias en el desarrollo económico de los países.

“Me siento profundamente orgullosa de ser mexicana, de ser latina y como emprendedores debemos empujar cada vez más para abrir oportunidades a nuestras economías”, dijo Blanca Treviño, la emprendedora mexicana que ha conquistado al mundo de la tecnología.

Blanca Treviño es presidenta y fundadora de Softtek, firma de servicios de tecnologías de la información (TI) hecha en México y con presencia en China, Brasil, Argentina, Costa Rica, España, Hungría y la India. También es una de las mujeres de negocio más poderosas del país y del mundo de la tecnología, pues tiene entre sus clientes a 74 de las empresas de Fortune 500, como Monsanto, Mercedes Benz, L’Oreal y áreas del gobierno mexicano, entre otras.

Fue la primera mujer en ingresar al Consejo Mexicano de Negocios en 2014 y quitarle el apelativo de “hombres” a esta asociación. Además, es miembro del Consejo de Administración de Walmart de México, Goldcorp, Grupo Lala, el Consejo Iberoamericano para la Productividad y la Competitividad, entre otros puestos.

Imagen relacionada

Tan sólo en marzo pasado, su empresa firmó una alianza con General Electric (GE) para establecer mecanismos de medición de internet industrial y obtener información en tiempo real sobre el uso de la electricidad. “Estamos muy contentos de trabajar en estrecha colaboración con empresas que tienen una visión en el futuro de la tecnología como Softtek, que generan un valor sin precedentes”, dijo Denzil Samuels, Director de Canales y Alianzas Globales, de GE Digital.

 ¿cómo lograste compaginar tu desarrollo laboral con tu maternidad?

Fue muy difícil, pero es posible. Soy la muestra de que es posible hacerlo, pero no es fácil. Es importante que tengas claras tus prioridades y que te gusten tus dos roles. A mí me encanta ser mama (tiene dos hijas, una de 27 y otra de 23, y una nieta) y me encanta ser abuela. Hoy no es tan complicado combinar maternidad con trabajo si lo comparas con cómo era hace 20 años.

¿Qué fue lo más difícil?

-Me acuerdo de mis hijas diciendo “mamá, por favor no te vayas”. Yo les ponía un mapa y les dejaba un papelito por cada día que iba a estar fuera, entonces ellas arrancaban esos papelitos y cuando terminaban sabían que yo llegaba. Yo iba al aeropuerto y lloraba, buscaba un teléfono de moneditas y llamaba llorando, preguntaba por las niñas. Y aparte del llanto de tus hijas, luego el problema de hablarles a las mamás del colegio, que ninguna trabajaba, y pedirles que ayudaran con las niñas. Y luego tener una persona que ayudara en la casa, llenar la despensa y ver quién iba a llevar o traer a la niña. En cambio ahora todo cambió.

¿Que deberia saber un emprendedor, sea hombre o mujer, para poder avanzar profesionalmente?

Creo que hay que decir, declarar lo que se va a hacer. Cuando uno dice que va a hacer algo se genera un compromiso. No se trata de expresar un deseo al estilo“a mí me gustaría ser astronauta”. No, hay que decir “yo voy a ser astronauta”. Si se lo dijiste a alguien, compartiste esa visión es un primer paso hacia un compromiso.
El siguiente punto es compartirlo, abrir la posibilidad a hacerlo en equipo. Softtek no lo hice yo, fuimos muchas personas, lo hicimos en grupo. Creo que compartir el sueño hace que ese sueño pueda ser más grande. Como el dicho: si quieres llegar rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve acompañado. Yo no estaría aquí si no fuera por mis socios y mi familia.
Por último no bloquearse uno mismo las oportunidades. El emprendedor debe ver fortalezas más que obstáculos. No hay que distraerse ni un minuto con las cosas que están en contra.