Aunque el mundo del paisajismo es muy extenso hay un proyecto bastante singular que sorprenderá a los usuarios del portal. Inspirado en el término de las bóvedas y esferas geodésicas. El departamento de arquitectura interactiva de la universidad de la ciudad de Londres presentó el proyecto Hortum Machina B. Un prototipo inicial que hacía referencia a un pequeño ecosistema de plantas móviles para espacios urbanos, ahora ya es realidad y recorre las calles y jardines de Londres de forma androide.

Un jardín sostenible en movimiento por la ciudad. Desde el departamento de arquitectura interactiva de la universidad de Londres han construido un jardín móvil.

Aunque el mundo del paisajismo es muy extenso hay un proyecto bastante singular que sorprenderá a los usuarios del portal. Inspirado en el término de las bóvedas y esferas geodésicas. El departamento de arquitectura interactiva de la universidad de la ciudad de Londres presentó el proyecto Hortum Machina B. Un prototipo inicial que hacía referencia a un pequeño ecosistema de plantas móviles para espacios urbanos, ahora ya es realidad y recorre las calles y jardines de Londres de forma androide.

Estamos hablamos de tener un jardín urbano móvil que está diseñado por una bóveda geodésica que se dedica a recorrer distancias por las urbes y que, aparte de contar con cada uno de los elementos y minerales a fin de que las plantas medren sin ayuda externa, es independiente en movimiento a merced de la energía solar que emplea. El determinar cómo diseñar jardines en los espacios de las ciudades posibilita acciones nuevas, ya no es un propósito imposible con los avances tecnológicos. Un jardín sostenible en movimiento en la ciudad!

Si bien la idea nos puede parecer un tanto abstracta, pensamos que con el vídeo empezaremos a razonar mejor de qué forma marcha.

En un comienzo era un experimento sociable entre humanos y plantas con la idea de explorar de qué forma los seres vivos pueden relacionarse con la arquitectura y de qué forma la robótica puede amplificar la naturaleza que nos rodea y la forma de  relacionarnos con ella.

Conforme el instituto… “la propuesta se considera como una extensión a un parque dada la falta tanto de espacios urbanos como la existencia de plantas que no son autóctonas de la zona. Un recipiente con plantas nativas ubicadas dentro de una esfera geodésica que viaja por tierra ignota. El exoesqueleto (Esfera geodésica) es accionado a consecuencia de los datos “electrofisiológicos” de las plantas conforme sus necesidades en pos de sol a través de sensores. El módulo pertinente, se expande a través de un accionador lineal para actuar como una palanca de cambios de peso. En consecuencia, la esfera rueda de forma que la sombra del sol alumbrará las caras de los jardines que están intercambiados.

El término ha ido tomando otra dimensión desde el mundo de la programación con la intención de diseñar sus movimientos o  recorridos conforme necesidades establecidas, con lo que podemos tener la bóveda bajo casa, si es lo que estimamos. ¡Te imaginas! Abrir la puerta de casa y que aparezca un huerto enfrente con tus hortalizas frescas.