Lo cierto es que el gigante de la computación, está desarrollando un proyecto secreto relacionado a la creación de robots que ayuden en las tareas domésticas. En un primer momento serían probados por los propios empleados de Amazon a finales de este año y, en principio, el plan es que comiencen a llegar a los hogares en el 2019.

No han especificado qué tareas podría realizar el robot, pero personas familiarizadas con el proyecto especulan que incorporarán una serie de sensores, cámaras y software de visión espacial, que le permitiría moverse por la vivienda de la misma forma que un coche autónomo se desenvuelve en carretera.

El robot está siendo desarrollado por Lab126, la división de hardware de la compañía que ha llevado a cabo el Kindle, el Fire TV, el fallido Fire Phone, y los altavoces inteligentes Echo.

El lanzamiento de un robot doméstico, se engloba dentro de la estrategia de Amazon para lograr un hogar cada vez más inteligente. Además de haber conquistado las casas de los estadounidenses con sus altavoces potenciados Alexa, la compañía también ha lanzado al mercado una aplicación móvil, vinculada a una cerradura que se conecta al teléfono y videocámaras.