Ha llegado una invitación para acudir a una boda, y tras leerla, lo primero que pensamos es ¿Qué me pongo? Además del típico vestido, existen infinidad de alternativas como monos, faldas, trajes o americanas, en una amplia variedad de precios y que juegan con los estampados y colores. Distintas opciones con las que podés crear estilismos originales, que escapen de lo convencional y que aporten un toque personal. Presta atención, que a continuación te sugerimos ideas:

MONO

El básico que nunca pasa de moda, y se convierte en la opción favorita para las que no quieren llevar vestido. Existen multitud de modelos que responden a distintos estilos formales o informales, y siempre aportan elegancia y estilo.

BLAZER

Son perfectos para acudir a eventos formales como bodas y, además, se convierten en auténticas piezas de coleccionista. Los que poseen confección sofisticada y diseño, hace que sea un objeto tan preciado como una joya. Este tipo de prendas se pueden combinar con pantalones de traje en la misma tonalidad y complementos en oro o plata.

TRAJE

Los trajes masculinos están cobrando fuerza en la moda femenina. Se trata de la antítesis al vestido y se convierte en la opción perfecta para las que quieren aportar un toque personal.

MAXI FALDA

Se trata de crear looks que jueguen con la simplicidad de la típica camisa, aportando volumen con faldas midi o largas, con estampados o complementos como cinturones o bolsos.

FALDA DE TUBO

La falda de tubo puede ser la opción perfecta si se quiere combinar con una americana del mismo estampado o incluso llevar con un top.

VESTIDO DE DOS PIEZAS

Se trata de prendas en conjunto que forman parte de un mismo look, pero que están separadas. Existen muchas opciones de vestidos formados por dos piezas. La mayoría presentan un mismo tejido, color u estampado, pero también hay otros que contrastan distintos tonos.

PANTALÓN PALAZZO

Los pantalones palazzo aportan elegancia. Una americana es ideal para complementar, pero también se puede optar por un top de un color que contraste con el pantalón.

FALDA DE TUL

Al más puro estilo Carrie Bradshaw, el tul cobra protagonismo y este tipo de faldas son un recurso original para escapar del clásico vestido. La falda, que se encuentra en infinidad de colores, se puede combinar con un top en color blanco, o tonalidades pastel, y sandalias de tacón.