A diferencia de lo que ocurre en otros países, hoy por hoy Estados Unidos no tiene una visa específicamente pensada para que los emprendedores extranjeros puedan crear una empresa startup. Las opciones que hay son variadas, por lo que cada futuro emprendedor deberá estudiar en detalle cuál es la que mejor se ajusta a su perfil. Además, este es un asunto muy delicado, complicado de tratar con Inmigración, por lo que es indispensable asesorarse con un buen abogado de inmigración, experto en este tipo de casos.

A tener en cuenta

Una vez que se obtiene la visa -temporal o una permanente (green card)- hay que tener claro que el negocio se puede establecer en cualquiera de los 50 estados de la Unión Americana o en cualquiera de sus territorios, como por ejemplo, Puerto Rico.

A la hora de crear una empresa, uno de los elementos a tener en cuenta es cuántos impuestos se paga. Los territorios no pagan impuestos federales. Y en los estados hay grandes diferencias en cuanto a la carga impositiva estatal y local.También hay que tener en cuenta qué forma jurídica se le quiere dar a la empresa ya que hay 10 posibles tipos de empresas en USA.

A continuación, explicamos cada una de las 8 opciones para que los emprendedores extranjeros puedan obtener una visa para crear su negocio en Estados Unidos:


1) VISA B-1 PARA NEGOCIOS: REQUISITOS, CARACTERÍSTICAS Y DESVENTAJAS

La visa B-1 para negocios sirve para ingresar a Estados Unidos para llevar a cabo reuniones con futuros clientes, posibles empleados, informarse sobre leyes, costos, planes de marketing, asistir a conferencias o congresos, etc. Esta puede ser una buena opción como primer paso hasta tener las ideas claras y decidir si se quiere seguir con el proyecto.

Con esta visa generalmente se puede estar en Estados Unidos por un máximo de 180 días seguidos. Aunque se debe siempre consultar el I-94ya que es posible que el periodo permitido sea menor. Es adecuada cuando se requiere ingresar al país por una inversión o por un asunto relacionado con un negocio, pero no se desea residir de forma habitual.

A tener en cuenta

Con la visa B-1 no se puede trabajar en Estados Unidos, ni para otra empresa ni para uno mismo. Si Inmigración detecta que se ha trabajado cancelará la visa. Es muy común que las personas que tienen una visa de turista B-2 tengan también una B-1, ya que es frecuente que se emitan conjuntamente.

Finalmente, los ciudadanos de los países del Programa de Exención de Visa pueden ingresar a Estados Unidos para actividades de negocios sin visado, pero su estancia no puede superar los 90 días consecutivos.

 

2) VISA L-1 PARA EMPRENDEDORES QUE DESEAN CREAR UNA EMPRESA EN USA

Si ya se tiene una empresa creada y funcionando en el país de origen y se desea crear una filial o subsidiaria en los Estados Unidos, la visa L-1 puede ser una opción. Esta tiene importantes requerimientos y se van a solicitar papeles sobre la empresa en el país de origen, como ingresos, cantidad de dinero en el banco, empleados, etc.

Además, tiene limitaciones a tener en cuenta en cuanto al tiempo que se puede estar en el país, y también sobre el tipo de trabajo que se puede realizar dentro de la empresa que se funda en USA. Las visas L-1 suelen ser muy utilizadas por los emprendedores de países que no tienen tratado de visas de inversión con Estados Unidos y, por lo tanto, no pueden optar a las visas E-2, como por ejemplo el caso de venezolanos o brasileños.

 

3) VISAS E-2 Y E-1 PARA CREAR O COMPRAR UN NEGOCIO EN ESTADOS UNIDOS

Por tratados, hay dos posibles visas para inversionistas en Estados Unidos: la E-1 para comerciantes en negocios de importación/exportación, y la E-2 para otro tipo de empresas. Son visados parecidos pero diferentes.

Visa E-2 para inversionistas

Los ciudadanos de los países incluidos en un listado creado por el Congreso o que tienen un tratado de comercio o navegación con los Estados Unidos, pueden beneficiarse de la visa E-2 de inversores por tratado. En la actualidad pueden aplicar los ciudadanos de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Honduras, México, Panamá y Paraguay.

Con esta se puede crear un negocio de cero o uno ya existente. En el caso de tener ya una inversión inmobiliaria, se la podría convertir en un negocio para así poder calificar para esta visa. Es una opción, pero tiene también importantes limitaciones.

Visa E-1 para comerciantes bajo tratado

Las personas de ciertos países con tratado con EEUU que tienen ya un negocio de importación/exportación de bienes o servicios podrían beneficiarse de una visa E-1.

 

4) CREAR UN NEGOCIO EN ESTADOS UNIDOS CON UN OPT

Si eres un estudiante internacional con una visa F-1 y reúnes los requisitos para el programa de Entrenamiento Práctico Opcional (OPT), puedes crear una empresa durante ese periodo. Hay que tener en consideración los límites de tiempo. Por ello, es realmente importante asesorarse con un abogado y ver cuáles son las posibles opciones una vez que finalice el OPT.

Cuando no es posible un OPT

Los estudiantes de programas de entrenamiento del idioma inglés no pueden optar por los OTP.

 

5) CREAR UNA EMPRESA CON VISA O POR HABILIDADES EXTRAORDINARIAS

Si eres una persona con una habilidad extraordinaria y puedes demostrarlo, puedes solicitar una visa O-1A. Si es aprobada se puede fundar un negocio en el rubro en el que se tiene la experiencia.

Áreas en las que hay que ser experto para una visa O

Es necesario que la habilidad extraordinaria sea en uno de los siguientes campos:

  • Artes
  • Ciencias
  • Deportes
  • Educación
  • Negocios

Además, las visas se aprueban por un periodo de tres años. Pero después son renovables por un año mientras sea necesario para seguir o completar la actividad.


6) VISAS H-1B PARA CREAR UN NEGOCIO POR PROFESIONALES

Los profesionales que tienen estudios completos de licenciatura universitaria (Bachelor´s degree) o equivalente pueden optar a una visa H-1B. O pueden crear su propia empresa que los contrata como profesionales en su campo de experiencia.

Ventajas y desventajas de la visa H-1B para crear un negocio

Es una visa de doble intención, esto es, a diferencia de lo que ocurre con otros visados, no hay que demostrar intención de regresar al país de residencia. También permite buscar más libremente y sin restricciones una tarjeta de residencia (green card). Son visas que se dan por un periodo inicial de tres años ampliables a seis, aunque en ocasiones puede extenderse más.

Su número por año fiscal es limitado, por lo que si no se cae dentro de la excepción de empresa o instituto de investigación puede ser muy difícil obtener una, precisamente porque se agotan muy rápidamente y hay que esperar al siguiente año fiscal a que haya más visas disponibles.

Por último, destacar que aunque no es imposible, es difícil obtener la H-1B por este camino de que la empresa que se crea patrocine al dueño de la misma, debido a los requisitos que pide Inmigración a la empresa para poder contratar, despedir a los trabajadores, incluido al fundador.

En cuanto al tipo de empresas que pueden patrocinar una H-1B, las hay de todo tipo, aunque predominan las grandes y las del mundo de la ingeniería.

 

7) CREAR UNA EMPRESA CON VISA DE INMIGRANTE EB

Las visas EB son para mudarse a Estados Unidos como inmigrante. No son visas temporales, sino que abren la puerta a una tarjeta de residencia.

Con las siguientes opciones se puede conseguir y fundar una empresa:

  • EB-1 para personas con habilidad extraordinaria en las Artes, Ciencias, Deportes, Educación o Negocios.
  • EB-2 para profesionales con estudios avanzados y personas con habilidad excepcional en las Artes, Ciencias o Negocios. Si consiguen una waiver por interés nacional, no necesitan obtener certificación laboral por parte del Departamento de Trabajo.

 

8) CREAR UN NEGOCIO Y OBTENER PAPELES EN ESTADOS UNIDOS POR INVERSIÓN

Es posible obtener la residencia permanente (green card) mediante una inversión de una cantidad grande de dinero.

Hay tres opciones para obtener la residencia permanente por inversión:

  • Inversión de un millón de dólares en cualquier parte de Estados Unidos o territorios. Se puede crear el negocio o comprarlo.
  • Inversión de medio millón de dólares en áreas catalogadas por Inmigración como deprimidas.
  • Y una modalidad de esta última, inversión de $500,000 en un proyecto en un Centro Regional aprobado por Inmigración. Esta es una opción cómoda, principalmente para las personas que no tienen experiencia en Estados Unidos o con negocios. Sin embargo, como ya hubo importantes problemas conviene informarse bien antes de optar por esta opción.

A tener en cuenta

Las tarjetas de residencia que se obtienen por inversión conocidas como EB-5 son, inicialmente temporales por dos años, siendo necesario levantar la condicionalidad para obtener la green card definitiva. Si se obtiene así la residencia, a los cinco años se puede solicitar la ciudadanía americana por naturalización.