Con  49 años, Viviana De Volder, nacida en Capital Federal, pero criada durante toda su infancia y adolescencia en zona norte del gran Buenos Aires,  muestra el entusiasmo por su carrera en cada palabra. Si bien estudio la Licenciatura en Relaciones Públicas en la UADE, su pasión por el diseño y la industria textil, está en cada prenda, que elabora y trabaja desde el principio hasta su fin  hasta llegar al producto deseado; “hice cursos de perfeccionamiento, de nuevas técnicas de estampados, de comercio exterior,  uno debe estar atento a las nuevas tendencias” Como nos cuenta, Viviana, hija de una familia de clase media argentina, bastante machista, donde lo común era que la mujer se ocupe de los chicos, y si trabajaba algo que no superara la actitud masculina;”Ser empresaria es complejo dentro de ese contexto, sin embargo, nunca baje los brazos, y siempre hice lo que mi corazón me decía; podría decirte que lo mío es innato, puro instinto”.

Como empezaste a diseñar ropa para niños?

Mel-CHUKKER nació alrededor del año 2000, con una amiga queríamos hacer algo totalmente diferente de lo que el mercado ofrecía: chicos uniformados, colores estridentes, sin posibilidades en nuestro país para las que buscábamos algo distinto.

La idea de la marca fue reencontrarse con lo clásico, partiendo de los colores primarios, pasando a los pasteles, a lo natural, al disfrutar cómodos, pero bien vestidos.

Encontramos en el polo, lo que buscábamos, el amor por el campo, los caballos, la combinación de la sofisticación europea y lo criollo, los partidos de polo, disfrutar con amigos de la naturaleza entre cada chukker.s lo

Soy una apasionada de mi trabajo, desde la elección de las materias primas, los botones, los hilos, las cintas…. Cuando ves en las muestras plasmado lo que imaginaste, es algo maravilloso, una sensación impresionante lograr que lo que me gusta y luego,guste. que más te apasiona de tu trabajo?

Soy una apasionada de mi trabajo, desde la elección de las materias primas, los botones, los hilos, las cintas…. Cuando ves en las muestras plasmado lo que imaginaste, es algo maravilloso, una sensación impresionante lograr que lo que me gusta y luego,guste.

Recorrer los talleres, estar en todos los detalles, hablar personalmente con todos mis clientes, son tareas que no me pierdo. Me gusta estar atenta a todo, soy muy autoexigente, bastante obsesiva y con bastante dificultad en la decisión de delegar

Tus hijos influyeron en esta decisión?

Totalmente, además de las ganas de tener un proyecto propio y lograr una realización personal

Cuales fueron tus fuentes de inspiración?

Esencialmente mis hijos, hoy mis sobrinos!! y luego serán mis nietos, jaja

Como es tu proyecto de trabajo hoy?

Hoy mi proyecto es crecer dentro y fuera del país, que Mel-CHUKKER pueda expandirse, volver a exportar, buscando nuevos horizontes, y donde encontremos el espacio para el desarrollo de la marca, tenemos un nicho y estoy decidida a explotarlo, siempre cuidando la excelencia de las materias primas, aggiornándose al mercado, sin perder la esencia, con diseños exclusivos, adaptándolos a madres modernas que buscan practicidad, exclusividad y calidad en las prendas con que visten a sus hijos.


Cuáles fueron los aciertos en tu negocios?

Cuando mi socia y amiga, decidió dejar la empresa, ella se encargaba de los diseños de nena y yo de varón, creí que no iba a poder, hasta pensé en fabricar sólo para varón, pero me pareció  que no podía hacerle eso a mis clientes, así que,  con un poco de temor, pero con mucha confianza en mí misma, largué la primera colección sola en el 2010, y fue todo un éxito!!

 

De que errores aprendiste?

Cuando intenté hacer alguna estampa de otro deporte!!! La única remera que quedó para la temporada siguiente fue una de rugby, Mel-CHUKKER es Polo


Como se articula ser empresaria y madre?

Podemos lograrlo, aunque represente correr mucho con los horarios, llevar y buscar del cole a los chicos, del club, de los amigos, y con tres!!!, es cuestión de organización, y del deseo y las ganas que ponemos para hacer lo que nos gusta y básicamente disfrutar mucho de las dos cosas

 

¿Cómo definirías esta nueva colección?

En todas nuestras colecciones, los diseños de los bordados y las estampas parten de la vida real, plasmados en géneros de excelente calidad, algodones pima, ultrasoft, suaves y puros, con unas texturas y durabilidad únicas, a prueba de bebés y chicos, a quienes no es necesario cortarles el juego para que las prendas sigan como el primer día….

Mel-CHUKKER es la expresión de la vivencia del polo argentino, en la ropa de bebés y niños, con un estilo auténtico y noble

 

 

Pin-pong

Un color :  marino

Un hobbie:  diseñar

Un deseo:  que haya paz

Un sueño:  ver siempre felices a mis hijos

Lo que no permites:   la falta de respeto y la mentira

Tu frase favorita:  la felicidad es, decidir ser feliz