Tema tabú durante mucho tiempo atrás, desprestigiado y, a menudo, olvidado a la hora de mantener relaciones sexuales. Chicos, ¿sabéis de lo que estamos hablando? Por si alguno anda despistado, a continuación os contamos 10 cosas del clítoris que todo hombre debe saber.

 

No supone ningún gran descubrimiento decir que el clítoris es el órgano sexual femenino por excelencia. Aunque algunos acostumbran a ignorarlo u ‘olvidarlo’, es una parte fundamental del cuerpo de las mujeres a la hora de mantener una relación íntima. Por eso, aquí puedes consultar 10 cosas del clítoris que todo hombre debe saber.

 

Mejor que el Punto G

 

Si quieres que tu chica o rollete disfrute contigo en la cama, lo mejor que puedes hacer es centrarte en su clítoris, ya que es el centro del placer físicamente hablando y no solo de algunas mujeres, sino de absolutamente todas. Además, si has oído hablar del Punto G de las chicas, tampoco tienes por qué preocuparte demasiado en encontrarlo, ya que la estimulación del también conocido como ‘pene femenino’ es siempre el mejor plan. Eso sí, siempre escuchando a la mujer y dejándote guiar por ella, para saber que lo estás haciendo bien.

 

Hasta tal punto llega la cosa, que más de una experta en el tema asegura que el Punto G debe ser “un plan B” en el caso de las chicas.

 

No envejece

 

Está claro que los años pasan para todo el mundo, pero curiosamente no suponen nada para el clítoris, como decíamos, principal punto de placer que tiene el cuerpo femenino. Una vez que la chica alcanza la madurez en su desarrollo vital, este botoncito del gozo mantiene su sensibilidad para el resto de sus años. Con esto queremos decir que la mujer con la que estés podrá llegar al orgasmo a través de la estimulación de su clítoris tanto si tiene 28 años como si ya ha cumplido los 50 o incluso los 80. No hay de qué preocuparse, amigos.

 

Su única función es la de dar placer

 

En un principio esta afirmación puede parecer completamente normal, pero si piensas en otros órganos sexuales, tanto de hombres como mujeres (pene, vagina…), todos ellos tienen también otra función aparte, como por ejemplo la reproductora. Sin embargo, el clítoris es el único órgano del cuerpo humano cuyo único propósito es dar placer.

 

Para que os hagáis una idea de la razón por la cual es la parte más erógena de la mujer, solo hay que decir que el clítoris está formado por entre 8.000 y 10.000 captadores sensoriales. El glande del hombre tiene entre 3.000 y 4.000.

 

Es más grande de lo que parece

 

A simple vista es una parte pequeñita del cuerpo de la mujer, pero hay más, eso es tan solo la punta del iceberg. Según los investigadores Giulia y Vincenzo Puppo, que han publicado varios estudios sobre sexualidad femenina, el clítoris está formado por el glande, el cuerpo y las raíces.

 

Dentro del cuerpo puede llegar a medir unos ocho centímetros de largo y seis de ancho. Este último descubrimiento se lo debemos a la uróloga australiana Helen O´Connell, que en 1998, gracias a unas resonancias magnéticas llegó a esta importante conclusión.

 

De la mano del orgasmo

 

Por si al principio no ha quedado del todo claro, os damos una estadística resultado de numerosos estudios e investigaciones como el de la sexóloga norteamericana Lou Paget: casi el 70% de las mujeres no son capaces de alcanzar el orgasmo solo con la penetración. De hecho, la mayoría de ellas lo consiguen únicamente mediante la estimulación del clítoris. Así que, ya sabéis, manos a la obra.

 

Por cierto, olvidaros de eso del orgasmo vaginal u orgasmo clitoriano. Los expertos Vincenzo y Giulia Puppo afirmaron en un artículo publicado en ‘Clinical Anatomy Review’ que estos términos son incorrectos, de lo único que podemos hablar es de orgasmo femenino. En su razonamiento defienden que la mayor parte de las mujeres del mundo no llegan a él durante la penetración y que las supuestas disfunciones sexuales femeninas se han popularizado precisamente porque se basan en algo que no existe: el orgasmo vaginal.

 

Tiene erecciones

 

Efectivamente, también las chicas tienen un órgano sexual que cuando es estimulado se agranda y se pone erecto, como el que tienen los hombres. En el libro ‘Orgasmo, todo lo que quiso saber y nunca se atrevió a preguntar’, Barry Komisaruk nos explica que “cuando se hincha de sangre, los componentes internos del clítoris desarrollan una erección similar a la que ocurre en el pene”. Así que ya sabéis, si notáis un incremento en el tamaño de este botón del placer en vuestras chicas es que algo estáis haciendo bien.

 

Todos son diferentes

 

No siempre te vas a encontrar con el mismo tipo de clítoris, incluso puede que a veces te sea bastante más difícil dar con él. Estos se debe a que hay una gran variedad: los hay pequeños, grandes, más escondidos, más superficiales…Y con las formas de estimularlo pasa exactamente lo mismo, es decir, unos son más sensibles, otros necesitan mucha presión, algunos crecen más, otros menos. Por eso, como decíamos al principio, es importante que te dejes llevar por los consejos que te da tu pareja en la cama. Ella seguro que conoce mejor su cuerpo que tú.

 

Amigo de los vibradores

 

Otra de las opciones que puedes utilizar para dar más placer a tu pareja a través del clítoris es el uso de vibradores. El botón del gozo es muy sensible a las vibraciones, así que puedes hacerte con algún juguete sexual como pueden ser anillos, dedales, o sencillos vibradores para usarlos durante el coito.

 

Verás que hay una amplia variedad con la que empezar a investigar si os gusta esta opción o preferís la estimulación más tradicional.

 

No tocar después de…

 

Muy importante, grábatelo en la cabeza: ¡no lo vuelvas a tocar tras haber alcanzado el orgasmo! Una vez que tu chica haya llegado al clímax, volver a estimular el clítoris puede resultar doloroso e incluso esta parte de su cuerpo podría estar entumecida, por lo que es hora de dejarlo descansar, en serio.

 

“El aumento de la sensibilidad del clítoris a veces persiste tras el orgasmo y desciende lentamente a medida que lo hace la hinchazón”, cuenta Komirasuk en su libro ‘Orgasmo, todo lo que quiso saber y nunca se atrevió a preguntar.

 

¡Es una palabra universal!

 

Y por último, otra de las cosas del clítoris que todo hombre debe saber es que su nombre es conocido en la mayor parte del mundo, dato muy a tener en cuenta a la hora de visitar otros países. La palabra clítoris viene del griego ‘kleitoris’ que significa ‘llave’, aunque también se ha estado traduciendo como ‘pequeña montaña’ por una posible relación con la palabra griega ‘kleitys’ (‘montaña’).

 

De todas formas, lo más importante de este puntos es que en cualquier parte del mundo te pueden entender cuando hagas referencia a esta palabra, así que ten cuidado o úsalo a tu favor.